Schwartzman: "Me siento muy cómodo jugando en Amberes"

El 'peque' ha destacado lo bien que se siente en la ciudad belga donde hasta tiene una 'abuela' que le da regalos. Se medirá con Sinner por el título este domingo.

El 'peque' durante su choque ante Brooksby. Foto: Getty
El 'peque' durante su choque ante Brooksby. Foto: Getty

Decimosegunda final individual a nivel ATP para Diego Schwartzman y sexta sobre pista dura donde buscará su quinto título como profesional. El argentino quiere que la tercera sea la vencida en Amberes, una ciudad en la que se siente muy a gusto, pero donde no ha podido campeonar en las dos anteriores finales disputadas en 2016 y 2017. Ha superado en semifinales al americano Jenson Brooksby con una sorprendente contundencia y va con todas las espadas en alto a su duelo del domingo frente al italiano, también joven, Jannik Sinner.

El de Buenos Aïres ha destacado el hecho de que no conocía al rival que ha tenido en las semifinales, un Jenson Brooksby que cada vez es más conocido pero que aún no goza de demasiada repercusión y bagaje a nivel ATP. "Siempre se hace complicado medirte con un tenista con el que nunca has tenido la oportunidad de jugar. Durante el primer juego, tratas de ver por dónde va a ir el partido, cómo va a jugarte él, qué tendré que hacer yo y cómo estás sintiendo la pelota", ha comentado el 'peque' a la web de la ATP.

Un primer set igualado, siguiendo el guion que todos esperábamos de dos jugadores muy sólidos, grandes recuperadores de bola, y sobre una superficie bastante lenta. "Me dediqué a colocar cada pelota dentro en el primer set y fue muy importante ganar el primero porque en el segundo él ya no pudo hacer lo que venía haciendo. Yo en cambio mantuve mi ritmo en el segundo set y ahí estuvo la gran diferencia entre los dos", ha expresado el argentino, que siente Amberes como una ciudad muy próxima, en la que se siente muy a gusto.

Schwartzman y Sinner, muy cómodos en Amberes

"Me siento muy cómodo acá desde el día que llegué aquí. Conozco a la gente, conozco la ciudad, hasta conozco a los espectadores. Hay una señora que es como mi abuela de aquí, me da chocolates después de los partidos", ha asegurado Diego en tono jocoso, que tendrá a Jannik Sinner enfrente en el partido por el título. El italiano y el argentino nunca se han enfrentado en partido oficial. El transalpino ha dicho tras el partido: "Estoy muy contento de estar en la final. Me encanta jugar en estas pistas, adoro jugar bajo techo. Tengo muchas ganas de hacer una gran final mañana".

Comentarios recientes