Sin vacuna no hay paraíso

Desde Australia confirman que los jugadores no vacunados no podrán disputar el primer Grand Slam del año. “No importa si eres el número 1 del mundo”.

La vacuna del Covid. Fuente: Getty
La vacuna del Covid. Fuente: Getty

Después de muchos días de rumores y especulaciones, parece que cada vez está más claro cuáles serán las prioridades del Open de Australia 2022, celebrado a partir del día 17 de enero. Exacto, será la salud. En un reportaje brillante elaborado por el medio The Age, varias personalidades del gobierno de Victoria confirman que todo aquel jugador que desee disputar el primer Grand Slam de la temporada deberá cumplir la doble pauta de vacunación, un requisito obligatorio ya no solo para competir, sino para entrar al país. Hoy más que nunca, la presencia de Novak Djokovic en Melbourne parece una quimera.

“El gobierno, al establecer sus fronteras, ha confirmado que necesitará una doble pauta de vacunación por parte de cualquier persona para visitar Australia”, subrayó hace unas horas Alex Hawke, el ministro de Inmigración. "Esta es una aplicación universal, no solo para los jugadores de tenis. Quiero decir, que todos los visitantes de Australia deberán vacunarse dos veces”, reiteró por si acaso no había quedado lo suficientemente claro.

Pero Hawke no quiero ser ambigüo con el ‘caso Djokovic’, aunque su discurso estuvo enfocado en dejar a un lado sus méritos deportivos y recordar que el serbio es una persona más. “No tengo un mensaje para Novak, lo que tengo es un mensaje para todos los que deseen visitar Australia: El que quiera venir aquí, tendrá que ser vacunado dos veces”. Esta premisa quedó aprobada también por Greg Hunt, el ministro de Salud: “Las reglas se aplican a todos por igual, sin miedos ni favoritismos. No importa si eres el número uno en el mundo o eres cualquier otra cosa”, valoró.

El tema es peliagudo hasta el punto de que ni siquiera ellos han encontrado unanimidad en el debate. Por ejemplo, Matt Canavan, miembro del parlamento, apuntó una variante a tener en cuenta con el campeón de 20 Grand Slams, recordando que el balcánico es un caso especial por haber contraído el virus el año pasado. “Deberíamos cambiar las reglas, esas reglas están mal. No digo que tengamos que crear una regla únicamente para Novak, sino una regla para todos. Si una persona ya ha pasado el COVID y goza de una inmunidad natural, su situación es mucho mejor”, expresó hace unos días en una radio local.

El melón estaba abierto, pero los expertos no tardaron en acudir al rescate del gobierno. “Entiendo que Djokovic haya pasado el coronavirus pero, lo crea o no, la inmunidad de la vacunación es mejor que la inmunidad tras contraer la enfermedad”, señala el doctor Roderick McRae, presidente de la Asociación Médica Australiana de Victoria. “Creo que debemos salvaguardar ciertos estándares, es importante que nuestros líderes tomen estas decisiones para nuestro interés y, ahora mismo, prohibir la entrada a las personas no vacunadas demuestra a la comunidad lo muchos que nos importa su salud”, matizó.

Los no vacunados, a tiempo de subirse al barco

Según datos recogidos la semana pasada, ahora mismo todavía ttenemos una buena parte del vestuario sin vacunarse. Concretamente, un 35% en ATP y un 40% en WTA. ¿Qué pasará con ellos? Ya lo han leído, no podrán disputar el Open de Australia. El propio Djokovic compartió su postura hace unos días confirmando que todavía no sabe si jugará o no el torneo, además de negarse a responder la presunta sobre si estaba vacunado o tenía pensado hacerlo.

El circuito espera que en los próximos meses muchos jugadores den el paso, alcanzando una cuota cercana al 95% de vacunados antes de que termine el calendario. ¿Estará el serbio dentro de ese grupo? Si quiere luchar por su décima corona en Melbourne Park, le conviene estar.

Comentarios recientes