Nadal: "Afronto cada día con la ilusión de aprender"

El español participó en un coloquio y desveló algunas de sus motivaciones para seguir en activo, dejando clara la importancia de la autocrítica y el esfuerzo.

Rafa Nadal, durante el coloquio. Fuente: @CasaReal
Rafa Nadal, durante el coloquio. Fuente: @CasaReal

Si algo sabemos de Rafael Nadal, es que sin los valores que desde el minuto uno de su carrera ha predicado no estaría en el lugar en el que está ahora. Sin ningún torneo a la vista y preparándose ya para una vuelta a las pistas la próxima temporada, siempre y cuando las molestias en su pie lo permitan, hemos visto al manacorí en una serie de eventos y reuniones en las que muestra su cara más diplomática, sirviendo también de inspiración a los chicos jóvenes que puedan acudir a estos encuentros. En este sentido, la última aparición pública de Rafa tuvo lugar en un coloquio con José María Álvarez-Pallete, el presidente de Telefónica, enmarcado dentro de la Feria sobre educación e innovación "Enlighted 2021 Hybrid Edition".

En unas palabras recogidas por la agencia EFE, Rafa hizo mención, como siempre ha predicado, a los valores que le han hecho ser una de las máximas referencias dentro del circuito ATP. El mallorquín dejó totalmente aparcada cualquier tipo de pregunta que haga relación a su reaparición en las pistas, centrando su discurso en el papel que ha tenido el deporte en su vida, en la motivación principal que le hace continuar dentro del circuito y en la verdadera satisfacción personal que él pueda encontrar en la pista de tenis. "Para mí, es absolutamente vital tener objetivos. No establecer ninguna meta que te permita ser mejor hace que las cosas sean mucho más complicadas", afirmó en la primera parte de su discurso.

Precisamente la capacidad de autosuperarse fue un tema que ocupó buena parte de su intervención, dejando claro que el explorar los límites de uno mismo ha sido, realmente, una de las claves para convertirse en lo que es hoy. "Para mí, es fundamental entrenar con el objetivo de mejorar algo. Afronto cada día con la ilusión de aprender. A nivel mental, eso te ayuda en gran medida a estar despierto y activo. No entiendo la vida de otra manera. Trabajar y entrenar solo por entrenar, sin tener el objetivo de ser mejor, no tiene ningún sentido, resulta aburrido", dejó claro el manacorí. "Siempre que tengas esfuerzo, dedicación y humildar, vas a conseguir algo: progresar".

Otro de los temas que Rafa tocó a lo largo de su intervención hace referencia a su grupo de trabajo y a su capacidad de autocrítica, buscando soluciones tanto individuales como en conjunto en momentos complicados de su carrera deportiva. "No hay mayor satisfacción personal que volver a casa sabiendo que uno ha cumplido todos sus objetivos. Tener gente a mi lado que esté en disposición de decirme las cosas tal como las ve, sin pensar el cómo y el cuándo, ha sido una de las mejores decisiones que he podido tomar en mi carrera. También hay que saber tener autocrítica y reconocer cuando cometes equivocaciones sin buscar ninguna excusa".

EN DEUDA CON LA SOCIEDAD

Pero Rafa tiene muy claro que sus palabras no son más que las de alguien agradecido con su entorno, con el tenis, con sus fans y prácticamente con la sociedad. El manacorí no busca "ser el modelo de nadie". "La vida me ha sonreído en todos los aspectos, y es justo que quiera devolverle algo a la sociedad, tenemos la obligación de ser ejemplos para la sociedad", afirmó también en referencia a su labor con la Fundación Rafa Nadal. Por último, fue el rey Felipe VI quien tomó el micrófono para preguntarle sobre cómo deteca el talento en su propia Academia. ¿Los ingredientes más importantes? "Pasión, esfuerzo y gente que te ayude a tu alrededor. Sin eso es difícil alcanzar objetivos".

Comentarios recientes