“De no ser por el ranking congelado, Cameron ya sería top10”

Habla Facundo Lugones, el entrenador que ha convertido a Cameron Norrie en campeón de Masters 1000 y una de la sensaciones de 2021.

Cameron Norrie y Facundo Lugones posan con el título de Indian Wells 2021. Fuente: ATP
Cameron Norrie y Facundo Lugones posan con el título de Indian Wells 2021. Fuente: ATP

A estas alturas de temporada se hace difícil pensar en un jugador que haya evolucionado más que Cameron Norrie. Por sus seis finales disputadas, por sus 51 victorias o por un crecimiento en el ranking de más de 60 puestos. Todo ello, manejado desde el banquillo por su entrenador, el argentino Facundo Lugones. El técnico también pasó por rueda de prensa tras el éxito cosechado en Indian Wells para debatir acerca de esta explosión de talento que les coloca a las puertas de un selecto grupo de privilegiados.

Paso adelante en 2021

“Este año hemos cambiado muchas cosas. Principalmente, diría que Cameron ya se hace cargo de su carrera y se sitúa en desafíos más complicados, de eso se aprende, te ayuda a avanzar más rápido, a tomar las cosas positivas y a sentirse cómodo en partidos importantes, en los momentos clave. Ahora es más protagonista en esas situaciones, ya no espera a que sea el otro el que pierda”.

¿Futuro top10?

“Claro que puede, de hecho debería estar bastante cerca en cuanto a puntos. Creo que si el ranking no hubiera estado congelado, Cameron ya sería top10, pero ahora lo principal es que tiene el nivel. Lo que necesita es seguir trabajando y sumando cada semana, evolucionar en su oficio y no pararse nunca, seguir avanzando. El tiempo dirá hasta dónde llega, lo principal es que siga concentrado en mantener este nivel”.

Nunca tuvo dudas sobre su nivel

“Ganar un Masters 1000 es mucho, pero confío en él, al 100% pensaba que podía lograrlo. Lo que sí me sorprendió es ver cómo empezaron las cosas en la final. No estaba asentado al partido, no le veía cómodo, obviamente era el partido más importante de su carrera hasta el momento, así que no era fácil. Cuando uno no está asentado es más complicado entrar al partido. Al final encontró la manera de hacerlo, fue extremadamente inteligente, algo increíble desde el punto de vista mental. Las finales no están pensadas para jugar bien, sino para ganarlas. Eso es lo que hizo esta vez, así que estoy muy orgulloso de él”.

Creer en el proceso

“Siempre pensé que era realmente bueno, es solo una cuestión de tener paciencia y esperar ese clic, descubrir las cosas que funcionan y ser fiel a ese proceso. No puedes darte por vencido, no puedes decepcionarte cuando llegan los malos momentos, ni con las derrotas más terribles en algunas finales. No importa, él siempre ha tenido una visión más amplia, siempre se despertaba al día siguiente al 120% sin importar lo que hubiera pasado el día anterior. Cuando uno tiene esa habilidad, creo que no tiene limites. Hay que ser lo suficientemente valiente para ir y hacerlo, este año ha sido muy, muy valiente”.

Vivencia como entrenador

“Para mí es una experiencia increíble, estoy aprendiendo mucho con Cameron. Intento dar lo mejor de mí porque sé que todavía necesito mejorar muchas cosas, no tengo la experiencia de otros, así que tengo que trabajar más duro que ellos si quiero darle a Cameron lo que quiere y necesita. Siempre llevo ese chip en mi cabeza de dar un poco que los demás, es mi mentalidad”.

Comentarios recientes