Lawler: "Tenemos grandes campeonas muy conocidas, pero aún falta la consistencia de los hombres"

La Presidenta de la WTA señaló que no sabe si se volverá a la normalidad de antes de la pandemia y duda que se quiten las mascarillas y los testeos en el circuito.

Lawler contó lo que necesita el tenis femenino para seguir creciendo. Foto: Getty
Lawler contó lo que necesita el tenis femenino para seguir creciendo. Foto: Getty

El tenis femenino dio un golpe sobre la escena. Frente a tantos comentarios del carácter de "es aburrido" o "no atrapa al público como el masculino", las estadísticas durante la última edición del US Open demostraron absolutamente lo contrario. Tanto es así que la final entre Emma Raducanu y Leylah Fernández fue más vista en los Estados Unidos que la disputada entre Daniil Medvedev y Novak Djokovic, Nº2 y Nº1 del ranking, respectivamente. En ese sentido, el circuito de damas tiene todo para ganar con figuras emergentes, mientras que la ATP deberá trabajar incesantemente para poder evitar una fuerte caída luego del retiro del Big3 en su totalidad. Es por eso que Micky Lawler, Presidenta de la WTA, aportó claridad al plan a largo plazo que están cimentando y, además, comentó los aspectos en los que aún deben mejorar.

"Nos estamos adaptando a una nueva normalidad, pero no sé si algún día volveremos a estar como antes de la pandemia. De hecho, para ser honesta, creo que será difícil ir sin mascarilla o sin hacernos un test. Me parece que será la situación que vamos a vivir de ahora en adelante", aseguró en una entrevista realizada por la Agencia EFE y recogida por Los Ángeles Times. Lógicamente, el coronavirus modificó el comportamiento y la hoja de ruta habitual del circuito. Es por eso que se canceló -por segundo año consecutivo- la gira asiática y, de ese modo, la WTA tuvo que salir a buscar una nueva sede para las WTA Finals. "Toda la gira asiática no se ha podido jugar y económicamente ha sido muy difícil para nosotros y para los patrocinadores. Es un desafío muy grande", señaló.

Al abandonar la ciudad de Shenzhen (China), el torneo que reunirá a las ocho mejores de la temporada se llevará a cabo en Guadalajara (México), decisión que no le cayó muy bien a todas las jugadoras dado que les queda trasmano en el calendario (la semana siguiente se disputan las finales de la Billie Jean King Cup en Praga) y también por las condiciones de altura a las que deben adaptarse con tiempo. Incluso, Ashleigh Barty se ha planteado no asistir a la cita. "Latinoamérica es un continente donde el tenis es muy popular con grandes campeonas (...), pero económicamente es más difícil porque se compite con regiones como Europa y Estados Unidos en economías que están mucho más desarrolladas y son más fuertes. El hecho de que podamos traer este gran torneo a Guadalajara, a México, es una muy buena noticia y más en estos tiempos tan difíciles ellos han podido levantar la mano y ayudarnos", comentó la neerlandesa.

LA IGUALDAD EN EL TENIS FEMENINO

Naomi Osaka, Sofia Kenin, Iga Swiatek, Barbora Kerjcikova, Barty, Emma Raducanu, Bianca Andreescu y podrían continuar las firmas. La falta de regularidad entre las mujeres torna (casi) imposible pronosticar quién se va a imponer en tal o cual Grand Slam. Torneo a torneo aparece una "tapada" que sorprende a propios y a extraños y, en consecuencia, se termina imponiendo. Acerca de esto, Lawler opinó: "Se puede mirar de dos maneras: una que demuestra que existe mucha profundidad en el tenis femenino lo que significa que todos los partidos son muy peleados y el tenis está a un nivel altísimo. Ahora, consistencia en quién gana es también importante para desarrollar la marca de las jugadoras. Por ejemplo, Roger y Rafa han ganado y ganado y todos saben quienes son".

Finalmente, profundizó: "En el tenis femenino es más difícil. Tenemos a Serena Williams, a Simona Halep, a Garbiñe Muguruza, básicamente a muchas grandes campeonas muy conocidas, aunque la consistencia que tienen los hombres todavía falta".

Comentarios recientes