Murray: “He perdido varias veces el anillo, pero siempre vuelve a mí"

Antes de enfrentarse a Carlos Alcaraz en segunda ronda de Indian Wells, el británico tiró de humor a la hora de contar su última aventura.

Andy Murray en Indian Wells. Fuente: Getty
Andy Murray en Indian Wells. Fuente: Getty

Todo el mundo sabe que Andy Murray jamás podrá recuperar el mejor tenis de su carrera, aquel que le llevó a ser Nº1 del mundo en la época más dura del circuito masculino. Hasta él lo sabe. Sin embargo, eso no quita para que verle ganar partidos, como por ejemplo en todo un Masters 1000 de Indian Wells, nos genere cierta felicidad interna. Solo por todo lo que ha luchado, se lo merece el británico. Tras ganar a Mannarino, ahora Murray se medirá a Carlos Alcaraz en segunda ronda. Así llega el escocés al examen.

Regreso a Indian Wells

“Han pasado cuatro años desde la última vez que estuve aquí. Sinceramente, sigo pensando que este es uno de los mejores lugares para jugar al tenis dentro del circuito profesional. Ha sido un camino muy duro hasta regresar aquí, así que no puedo estar más contento de ver a tanta gente en las gradas, a tantas personas que se acercó hoy al estadio a prestar su apoyo. Realmente lo he disfrutado muchísimo”.

Una jornada complicada

“Creo que mi mentalidad y mi actitud han cío muy buenas esta noche, no he perdido el foco del partido en ninguno de los puntos disputados. No sé si la sensación se sentía generalizada dentro del estadio, pero había unas ráfagas de aire dentro de la pista, sobre todo durante el primer set. Quizá por este motivo hemos visto algunos intercambios donde ninguno pudimos ser tan consistentes, pero aún así tenía claro que había que luchar por cada punto. Ese era el principal objetivo antes de entrar en la cancha y eso fue lo que me hizo ganar”.

El anillo perdido

“Nada más darme cuenta que estaba fuera de lugar, me puse en contacto con objetos perdidos, también hice un par de llamadas al hotel, pero nadie sabía nada. Nadie había encontrado nada. Pensé que ya estaba, que lo había perdido. Iba a presentar un informe policial para recuperarlo, o al menos para aumentas las opciones de encontrarlo. Después de investigar la zona y hablar durante horas con ellos, les pregunté incluso si podía mirar las cámaras. Aproximadamente una hora después, apareció. Uno de los empleados del hotel lo encontró todo en objetos perdidos”.

Reincidente en el caso

“Lo reconozco, hubo muchas ocasiones en las que se me ha caído de la zapatilla. Una vez, nadando en una piscina, noté que tenía las manos tan frías que corría el riesgo de deslizarse, hasta que lo perdí. No me di cuenta hasta un día después, cuando mi fisioterapeuta volvió a la piscina y lo encontró allí. Se puede decir que lo he perdido bastantes veces, pero siempre encuentra su camino de regreso hasta mí. Esta vez tampoco fue diferente”.

Comentarios recientes