¿Cuál puede ser el techo de Hubert Hurkacz?

Analizamos hasta dónde puede llegar el jugador polaco, en franca progresión esta temporada y con un tenis y mentalidad que suscita admiración, pero también dudas.

Hubert Hurkacz, dónde puede llegar. Foto: gettyimages
Hubert Hurkacz, dónde puede llegar. Foto: gettyimages

Discreto, humilde, silencioso, pero letal. Así es Hubert Hurkacz, uno de esos jugadores de los que resulta complicado escuchar hablar y al que medios de comunicación y aficionados apenas dedican atención, por mucho que la esté mereciendo. El polaco es un tenista falto de un rasgo identitario que le haga carismático, carente quizá del carácter necesario para suscitar un fenómeno fan entre los amantes del tenis y un tipo discreto que se ha encontrado en el disparadero mediático cuando nadie le esperaba. Posiblemente muchos le recordarán para siempre como el hombre que endosó un 6-0 a Federer en Wimbledon, y su mala actuación en semifinales de ese torneo, contra Berrettini, no ayudó a disipar las dudas de su capacidad para afincarse en la élite. Pero hay motivos para ver en él a un jugador candidato a la gloria, como su gesta esta semana en Metz.

La increíble gesta de Hurkacz que nadie había logrado desde 1991

La increíble gesta de Hurkacz que nadie había logrado desde 1991

Seguir leyendo

Y es que Hubi ha sabido cimentar un progreso pausado pero continuo en el circuito. Disputó por primera vez un cuadro final de un Grand Slam con 21 años, muy lejos de erigirse en un talento precoz. Fue en Roland Garros 2018, donde ganó a Sandgren y forzó cuatro mangas ante Cilic, mostrando muchas carencias técnicas y tácticas. Si comparáramos su nivel de juego por aquel entonces con el actual, nos percataríamos de que Hurkacz puede ser uno de los tenistas que más ha mejorado en menos tiempo. Es un jugador eminentemente ofensivo, pero no kamikaze, ni mucho menos, ya que su evolución en lo que a movilidad se refiere le permite tener un buen equilibrio de fondo de pista. Llega a recordar a Berdych por momentos, tanto en sus virtudes, con tiros planos, elevado ritmo de bola y potente servicio, como en sus defectos, entre los que destaca una cierta dificultad con el drive paralelo.

Hurkacz ha ganado las cuatro finales que ha disputado en su carrera

Su juego a media pista da la sensación de que podría ser mucho mejor de lo que es hoy en día, y de ahí su afán por competir en dobles con regularidad y progresar en la red. Esto habla muy bien de un jugador con virtudes muy destacables, como es su adaptación a condiciones de mucho viento y una fortaleza mental muy notable en situaciones cumbre. Ganar a Medvedev y Federer en el All England Lawn Tennis Club así lo demuestra, como también que haya ganado las cuatro finales ATP que ha disputado en su carrera, brillando con especial lustre la conseguida esta temporada en Miami. Con estos ingredientes, surge la idea de que quizá el auténtico NextGen, el hombre llamado a ganar pronto un Grand Slam, sea él.

A sus 24 años sigue mostrando unas ganas de mejorar asombrosas y una ética de trabajo intachable. Es muy probable que la ausencia de presión sobre él le esté ayudando y será muy interesante ver cómo maneja la ansiedad por clasificarse para las Nitto ATP Finals 2021 en los últimos meses de temporada. Lo que es evidente es que este jugador tiene armas técnicas y tácticas, así como la mentalidad sosegada y sangre fría necesarias para triunfar ¿Será capaz de dar el siguiente paso? Hubert Hurkacz vaticina emociones fuertes en el mundo del tenis durante los próximos tiempos y habrá que estar atentos a su evolución.

Comentarios recientes