Podoroska se tatúa una experiencia para toda la vida

Disputar unos Juegos Olímpicos defendiendo a tu país es una de las experiencias más increíbles que un deportista puede vivir. Hasta el punto de querer recordarla cada día. Algo así debió pensar Nadia Podoroska tras su paso por Tokio 2020, miren cómo muestra con orgullo los cinco aros olímpicos tatuados en su brazo izquierda. Lo dicho, para toda la vida.

Comentarios recientes