La diferencia de nivel en la Laver Cup amenaza con matar el formato

La Laver Cup empieza a perder interés tras una última edición muy desigual entre el equipo europeo y el del resto del mundo. ¿Deberían introducir nuevos cambios?

La diferencia de nivel en la Laver Cup amenaza con matar el formato. Foto: Getty
La diferencia de nivel en la Laver Cup amenaza con matar el formato. Foto: Getty

Cuando surgió la Laver Cup, como idea, fue algo muy novedoso y rompedor, con una estética cuidada y un Marketing muy potente. Tener a Rafa Nadal y Roger Federer entre las filas de un mismo equipo fue un cebo demasiado apetitoso como para no consumir ese producto. Con el paso de las ediciones y tras acabar la cuarta, sin la presencia de nadie del Big 3 y con la cuarta victoria consecutiva del Team Europe, uno tiene la sensación que la llama inicial tan atractiva de la novedad empieza a apagarse.

Y es que, a diferencia del golf, en el mundo del tenis, la distancia entre Europa y el resto del mundo es absolutamente descomunal. De los últimos 73 Grand Slams disputados, solo tres cayeron en manos de un tenista que no era europeo. Hablamos de Delpo en el US Open 2009, Gaudio en Roland Garros 2004 y Andy Roddick en el US Open 2003. Todos los miembros del equipo europeo eran Top 10, mientras que el Ranking de los integrantes del Team rest of the world era bastante más bajo. Con esto encima de la mesa, no es de extrañar que este pasado fin de semana hayamos sido testigos de una absoluta paliza por parte del Team Europe en la Laver Cup 2021.

Evidentemente, sabiendo esto, los organizadores del torneo no van a dejar de llamar a los mejores tenistas europeos, o a proponer reglas para favorecer al equipo más débil, a priori, pero es evidente que a nadie le gusta ver una competición por equipos con tanta diferencia de nivel entre ambos. Hubo partidos donde la historia fue prácticamente nula. Incluso se podría decir que fueron aburridos. Sin tener datos de audiencia global en las televisiones, pero me atrevería a decir que esta ha sido la edición que pasó más desapercibida. Sin duda.

Nuevas ideas para la Laver Cup

Viendo lo ocurrido, y con un panorama todavía más desalentador para el futuro, ya que los tenistas menores que empiezan a despuntar fuertemente también son europeos, Twitter se llenó de nuevas propuestas para hacer de la Laver un torneo atractivo para el espectador. A destacar la del periodista argentino Danny Miche, que propone hacer un Team Federer y un Team Nadal, y que los dos eligieran un tenista por orden, como los equipos que se hacían en el colegio de chicos.

Ya lograron que la ATP reconozca la Laver Cup como torneo oficial y las victorias entre jugadores salen en la web oficial del circuito masculino, pero viendo lo que hay, es momento de darle una vuelta de tuerca al evento y dotarlo de emoción, porque lo ocurrido este fin de semana deja una diferencia tan grande como aburrida, sin casi espacio para la tensión o la emoción.

Todos sabemos que el torneo nace como réplica a la Ryder Cup de golf y que será difícil que cambie de forma radical su formato, pero si sigue por este camino, es un torneo que está destinado a terminar perdiendo cualquier interés por parte del espectador. Roger y Rafa son dos grandes atractivos y si juegan en 2022 el dobles de nuevo juntos, como ha dejado caer el español hoy en Instagram, podría ser muy interesante, pero el día que ninguno de ellos pueda jugar, a ver cómo venden otro 14-1 como el de este finde entre ambos equipos.

Y vosotros, ¿qué pensáis? ¿Os sigue gustando la idea de la Laver Cup o pensáis que debería cambiar algo viendo la diferencia de nivel entre ambos equipos? ¿La seguisteis por la televisión?

Comentarios recientes