Las 10 conclusiones que deja el US Open 2021

Analizamos al detalle todo lo que ha dado de sí este US Open 2021 y cómo puede influir en el devenir del tenis a corto y medio plazo.

Conclusiones US Open 2021. Foto: gettyimages
Conclusiones US Open 2021. Foto: gettyimages

Nunca lo vamos a olvidar. Así puede resumirse el sentimiento que inunda los corazones de los grandes amantes del tenis tras la finalización del US Open 2021, un torneo repleto de momentos para el eterno recuerdo y que pueden dar muchas pistas de qué es lo que se avecina en este deporte. Daniil Medvedev evitó que Novak Djokovic cerrara el círculo con un triunfo que hubiera sido histórico, mientras que Emma Raducanu consiguió una gesta tan inesperada como brillante, proclamándose campeona con 18 años y procedente de la fase previa. Pero ha habido mucho más durante estas dos semanas vibrantes en Flushing Meadows, que han dejado muchas consecuencias.

1. Daniil Medvedev, la confirmación merecida de un súperclase

Hace dos años nació una estrella en el mundo del tenis, con una gira estadounidense sobre pista dura que asombró a todos los aficionados y vaticinaba lo que se ha visto ahora. En una progresión continua, repleta de trabajo, humildad y paciencia, el ruso ha alcanzado el nivel necesario para hacer historia y sumar su primer título de Grand Slam. No parece que vaya a ser el último.

2. Novak Djokovic y el dolor de sucumbir al peso de la historia

Los nervios y las emociones eran incontrolables y el serbio se topó con el muro psicológico que supone convertirse en el segundo hombre de la historia en conseguir el Grand Slam. Ya se vieron en Tokio ciertas fisuras a nivel mental en su anhelo inexorable por ser el mejor, que se confirmaron en una fatídica final para él después de tener que gestionar una enorme presión durante mucho tiempo.

3. La eclosión de Carlos Alcaraz y el camino a la madurez de Félix Auger-Aliassime

Una de las grandes noticias del torneo ha sido ver a un joven de 18 años demostrando un potencial gigantesco y batiendo todos los récords imaginables de precocidad. Su conexión con la grada de Nueva York y el excelso nivel de tenis que mostró anuncia un futuro esplendoroso para él y para todo este deporte, que cuenta también con un Aliassime en franca progresión. El canadiense de 21 años ha dado varios saltos cualitativos este año y lo realizado en Flushing Meadows será clave para su carrera.

4. Stefanos Tsitsipas y Alexander Zverev, sensaciones contrapuestas durante todo el año

Fatídica segunda mitad de año para el jugador griego, incapaz de mantener el impresionante nivel de juego y concentración del que hizo gala hasta el final de Roland Garros. Tsitsipas se ha hundido, ha perdido partidos y, lo que es más grave, parte del crédito, el cariño y el respeto de rivales y aficionados. Todo lo contrario que Zverev, cuyas prestaciones no han parado de mejorar y que se erige en un firme candidato a ganar un Grand Slam muy pronto.

5. Falta de continuidad por parte de jugadores llamados a algo más este año

Andrey Rublev, Denis Shapovalov y Jannik Sinner han vivido momentos esplendorosos en lo que va de temporada, pero también fases en las que su nivel ha bajado de manera evidente, siendo incapaces de cumplir con las expectativas. Eran tres jugadores llamados a hacer algo importante en este torneo, pero su rendimiento fue peor del esperado. Les queda camino por delante en cuanto a consistencia mental para aguantar con regularidad todo un año.

6. Emma Raducanu inscribe su nombre con letras de oro en la historia del tenis

Voraz, indescriptible, inédito. Los adjetivos calificativos se agotan y son insuficientes para tratar de explicar lo que ha conseguido esta joven de 18 años. Llegó como 150 del mundo a disputar la fase previa y, en su primera comparecencia en el cuadro final del US Open, se ha alzado como ganadora sin dejar escapar un set. Podemos haber asistido al nacimiento de una estrella, pero aunque no hiciera nada más en su carrera, su gesta quedaría grabada para siempre en los anales de la historia de este deporte.

7. Lo novedoso gana el pulso a la regularidad

Leylah y Raducanu han dinamitado todos los pronósticos posibles, reduciendo el impacto del buen rendimiento de jugadoras como Svitolina, Pliskova, Bencic, Kerber o Sakkari, que han conseguido encontrar una línea de consistencia y regularidad, pero fueron incapaces de dar un paso más allá. La mayoría de favoritas llegaron a la segunda semana, pero terminaron sucumbiendo ante dos fenómenos de precocidad repletos de frescura y potencial.

8. Aryna Sabalenka y una gran oportunidad perdida

La bielorrusa ha conseguido mejorar sus registros en Grand Slam esta temporada, pero se marcha de Nueva York con el sabor agridulce de no haber podido imponer su experiencia y ranking superior para inaugurar su palmarés. Sigue faltándole algo a nivel mental a una mujer que parece predestinada a alcanzar la gloria más pronto que tarde.

9. Naomi Osaka toca fondo y no ve la luz

Grave situación en la que está inmersa la tenista japonesa, que parece haber tomado la decisión de alejarse del tenis para poder seguir ligada a este deporte a medio plazo. Llegar a ese extremo pone de manifiesto el nivel de saturación mental al que ha llegado una tenista que parecía erigirse en la gran dominadora de este deporte, y ahora se ve en situación crítica.

10. Garbiñe Muguruza, afincada en el "sí pero no"

La española ha recuperado por momento ese tenis inabordable que le llevó a la gloria, pero le sigue faltando un puntito a nivel de consistencia mental y tenística para volver a ganar un Grand Slam. Garbiñe vence a las que son peores que ella con una solidez propia de sus mejores tiempos, pero le sigue costando muchísimo vencer a tenistas de su nivel llamadas a competir con ella por los grandes torneos.

Comentarios recientes