Emma Raducanu sigue brillando: "Estoy jugando mejor aquí que en Wimbledon"

La británica alcanzó la segunda semana, de nuevo, en su segundo Grand Slam. A sus 18 años mete verdadero miedo y está preparada para buscar la épica en Nueva York.

Raducanu celebra su victoria ante Sorribes. Fuente: Getty
Raducanu celebra su victoria ante Sorribes. Fuente: Getty

Probablemente muchos jamás hubieran escuchado el nombre de Emma Raducanu hace apenas tres meses. Justo antes de la gira de hierba, la tenista británica era una completa desconocida para una gran mayoría de espectadores. No era más que un proyecto de futuro, una jugadora aún incompleta que a sus 18 años se erigía como una grandísima promesa, pero con un largo camino que recorrer. Pues bien: ese camino lo está recorriendo a pasos agigantados, con pisadas pesadas que marcan huella. Hoy Emma ha vuelto a alcanzar la cuarta ronda en su segunda participación en un Grand Slam, elevando su efectividad en la primera semana de los Majors al 100% y citándose, contra todo pronóstico, ante Shelby Rogers (que derrotó a Barty y destruyó la posibilidad de un choque contra la número uno del mundo). Tras derrotar a Sara Sorribes en la tercera ronda del US Open 2021, las palabras de Raducanu indican calma, tranquilidad y la excitación inocente de una adolescente que empieza a brillar con luz propia.

Sensaciones tras una gran victoria

"Creo que jugué un muy buen partido hoy. Desde el principio sabía que Sara iba a ser una rival complicada, que iba a meter mucha bola dentro y apenas cometer errores. Debía ser agresiva y sacarla de la pista, pero tuve que luchar durísimo por cada punto. A pesar del marcador, muchos juegos se fueron al deuce y podían haberse ido para cualquier lado. Estoy muy, muy feliz de haber pasado esta ronda.

¿Se sintió cómoda ante una rival que te exige correr y meter mucha bola dentro?

"Estaba totalmente preparada a nivel mental para llegar al partido y tener que lidiar con muchos intercambios y puntos largos. Solamente con su capacidad atlética ella es capaz de alcanzar muchísimas bolas, de volver el partido una batalla física. Sin embargo, tras haber pasado cuatro o cinco semanas en el circuito, creo que cada semana me acostumbro más a lo que un partido de este nivel te exige físicamente. Estoy mejorando, y además en este Grand Slam dispones de un día de descanso para recuperar. Eso es una gran ayuda para mi cuerpo y sé que voy a estar lista para el lunes".

A gusto en Nueva York, una ciudad con la que se identifica

"Pasan muchas más cosas en Nueva York que en Wimbledon, por ejemplo. En Wimbledon hay un silencio sepulcral cuando juegas, aquí están pasando cosas constantemente. Ambos son distintos y tienen su propio estilo, pero disfruto muchísimo de la grada. Su apoyo me ayuda una barbaridad. Disfruto jugando al tenis, y creo que cuando doy mi mejor nivel es cuando estoy sonriendo y disfrutando. Ahí es cuando sale mi mejor tenis, golpes que a lo mejor no esperas conseguir y que salen de las cuerdas de tu raqueta. Ahora mismo se trata de pasármelo bien en pista, de disfrutar el momento. No todos los días puedes llegar a la segunda semana de un Grand Slam"

Diferencias entre esta semana y la de Wimbledon (allí llegó por primera vez a la segunda semana de un Grand Slam)

"Desde mi punto de vista, creo que estoy jugando a un mejor nivel de tenis aquí que en Wimbledon. Ayuda jugar en cemento, donde tienes más margen que en hierba. Honestamente, mi juego está mejorando con cada partido, y eso se debe a la cantidad de partidos que he disputado y a la experiencia que he acumulado en las últimas cinco semanas. Son dos experiencias completamente diferentes, amo ambas y quiero llegar lo más lejos posible aquí".

Opinión sobre la 'revolución' de los jóvenes de 18 años (Alcaraz, Leylah Fernandez y ella)

"Que haya tantos jugadores jóvenes haciéndose notar es una gran noticia para el tenis, ya que muestra lo fuerte que viene la próxima generación. Todos nos inspiramos los unos a los otros para jugar mejor. De hecho, en mi caso hoy quería unirme a ellos en la segunda semana, así que ahí existía un añadido de motivación (risas). Ambos son muy buenas personas y estoy feliz por ellos, pero además estoy muy feliz porque yo también haya podido alcanzar la segunda semana":

Comentarios recientes