Sorribes: “Ahora estoy jodida, en unos días lo veré distinto”

La jugadora española, que ha firmado en Nueva York su mejor resultado en un Grand Slam, dijo adiós en 3R ante una Raducanu excepcional.

Sara Sorribes. Fuente: Getty
Sara Sorribes. Fuente: Getty

Solo viendo el marcador ya es suficiente para saber que no fue el día de Sara Sorribes. Una de las jugadoras más sólidas, constantes y regulares del vestuario femenino, aunque eso no le exime de tener una mala tarde. La española sufrió esa mala tarde este sábado en tercera ronda del US Open 2021 frente a una Emma Raducanu que le tocó protagonizar el papel contrario, el de una tenista que prácticamente rozó la perfección. Jornada pletórica para la británica, que suma ya seis victorias en el torneo. Por su parte, derrota dolorosa para una Sara que cierra aquí sus episodios de Grand Slams esta temporada. Estas fueron sus palabras en los micrófonos de Eurosport.

Un día para olvidar

“Para empezar, creo que si ha salido este resultado es porque ella ha sido mucho mejor. No lo puedo negar, es una realidad. Me queda aceptarlo, me queda mejorar, aunque ahora mismo es muy complicado quedarme con lo bueno, pero sé que dentro de unos días veré las cosas positivas. Ella ha jugado un gran partido, ha jugado realmente bien y yo no he conseguido hacerle daño en ningún momento. La gente juega muy bien, si te despistas un poquito y la rival tiene un día muy acertado, pues te pegan una paliza. A mí me la han pegado hoy”.

Sin tiempo para la reacción

“Creo que ese ha sido el problema, que no me ha dado para cambiar muchas cosas. Me estaba pasando todo demasiado rápido, no he conseguido pararme en ningún momento después del primer 6-0 e intentar proponer algo diferente. Por eso ella se ha sentido cómoda todo el rato y yo todo lo contrario. Es verdad que físicamente no sentía que llegaba a las pelotas igual que los otros días, eso me ha creado un poco más de estrés y ansiedad. Me ha llevado a centrarme demasiado en no querer fallar, lo cual me ha impedido encontrar el punto para poder competir el partido”.

Las palabras de su entrenadora tras el partido

“Silvia me ha dicho que estaba orgullosa del trabajo que estoy haciendo, de lo que estoy creciendo cada día, así que se lo agradezco un montón. Aunque ahora mismo esté fastidiada y jodida, también estoy convencida de que en unos días lo veré distinto, que estoy 35º del mundo, una posición que si me la cuentan a principio de año me hubiese reído. Cada día consigo jugar contra las mejores un poquito mejor, cada día mis armas son mejores, pero tengo que seguir mejorando y aprendiendo”.

Balance Grand Slams en 2021

“He aprendido mucho de todas. Los dos primeros no fueron buenos para mí, no conseguí competir al mismo nivel deseado, ni en Australia ni en París. En Wimbledon, en cambio, creo que hice uno de los mejores partidos del año ante Kerber, jugué realmente bien, fue el partido que me dio alas y me generó la confianza para estos siguiente torneos. Por eso luego llegó la victoria contra Barty en Tokio, un recuerdo inolvidable para mí, además del buen torneo que he firmado aquí en Nueva York. Espero sacar también muchas cosas positivas de esta semana”.

Aterrizaje en el top35

“El tenista es ambicioso de por sí. Todos queremos ser top100, eso está claro, pero cuando estás Nº9, pues de repente llega un día que empieza a ser Nº8, y luego el Nº7. La semana pasada, hablando con Silvia, le decía: ‘Estar 41º está muy bien, pero no es estar 39º’. Hay que saber disfrutarlo, darle valor, en eso estoy ahora mismo. Intento ser mejor cada día, tocar muchas veces la puerta hasta que por fin se puede abrir y lograr victorias importantes. No es una cuestión de ranking, el ranking es bonito y el 35 es un número precioso. Es mas un tema del día a día, de trabajar cada jornada, eso es lo que te lleva a conseguir victorias”.

Comentarios recientes