¿Quién detendrá a Djokovic?

Sigue sin mostrar su mejor versión, pero continúa por la senda de la victoria. Brooksby o Karatsev será su próximo rival. A cuatro triunfos de conquistar otro US Open.

Djokovic ganó, aunque dejó muchas dudas. Foto: US Open
Djokovic ganó, aunque dejó muchas dudas. Foto: US Open

Novak Djokovic demuestra que es un humano. Más allá de la cantidad de títulos y triunfos, siente la presión como uno más. Y que a pesar de tener varios récords en su haber, puede jugar mal. Tanto en los Juegos Olímpicos de Tokio 2021 como en la actual edición del US Open no se puede despegar, a pesar de sus palabras, de la "responsabilidad" que carga sobre sus hombros de tener la posibilidad de convertirse en el máximo ganador de Grand Slams de la historia y, de ese modo, poder sobrepasar a Roger Federer y a Rafael Nadal de la cima (los tres, por el momento, se consagraron 20 veces). Sin embargo, la clase no se olvida y si bien estuvo muy lejos de mostrar su mejor versión, pudo vencer a Kei Nishikori por 6-7, 6-3, 6-3, 6-2 en la tercera ronda del certamen estadounidense.

Podrá no funcionarle a la perfección la derecha, podrá tener problemas con el servicio (cometió muchas dobles faltas) o podrá errar varias bolas consecutivas. A pesar de sonar extraño, Nole es capaz de no tener un buen día en la oficina y, de hecho, se nota claramente no sólo por su juego, sino también por su expresión corporal y por la falta de interacción con el público. No obstante, imposible que no juegue con el corazón en la mano. Con las pulsaciones a mil y con la mente bajándole 50 pensamientos al unísono. Así y todo, sigue justificando el Nº1 y sus adversarios, que tienen un gran encuentro, no tienen la posibilidad de sostener su rendimiento durante un largo período en esta clase de torneos.

"En los Grand Slams si no estoy jugando bien me siento tranquilo igual porque sé que hay que ganar tres sets". Esas palabras corresponden a Diego Schwartzman, quien afirmó recientemente que hay que aprender a jugar estos eventos y saber cuándo dar la estocada definitiva. Asimismo, a jugadores de la talla del Big3 nunca se los puede dar por muertos hasta que no le den la mano a su contrincante en la red en señal de derrota.

Nishikori tuvo grandes tramos de juego: profundidad en sus golpes, una buena aceleración en los intercambios de derecha a derecha (táctica muy utilizada durante los dos primeros sets) y una buena variedad de recursos para hasta superar en intensidad al serbio desde la línea de base. Sin embargo, no pudo aprovechar siete break points en el segundo parcial y salvo una pequeña recuperación en el cierre de la tercera manga nunca logró volver al cénit de su nivel. En tanto, Nole, con sus inconsistencias, fue elevando poco a poco sus prestaciones hasta llegar a seis o siete puntos. Ahora, se incrementó el historial a 18-2 frente al japonés, que no puede ganar desde 2014.

LO QUE VIENE: JENSON BROOKBSY O ASLAN KARATSEV

Djokovic aún no conoce a su próximo rival, aunque se enterará dentro de un par de horas. La gran sorpresa del inicio de la temporada, Aslan Karatsev, sabe lo que es vencerlo dado que lo eliminó del ATP de Belgrado 1. Eso sí, el balcánico se quedó con el duelo de semifinales en el Abierto de Australia en sets corridos. Por otro lado, Jenson Brooksby, una de las esperanzas del tenis estadounidense, nunca tuvo el privilegio de cruzarse con el Nº1 del mundo en un partido oficial.

Comentarios recientes