Bencic: “Ya no tengo que demostrarle nada a nadie”

Tras colgarse el oro olímpico, la suiza llega al US Open con una mentalidad mucho más relajada ante la competición. “Estoy feliz, ya no siento la misma presión”.

Belinda Bencic. Fuente: Getty
Belinda Bencic. Fuente: Getty

El tenis es un deporte tan psicológico que incluso en la victoria se puede uno atrapar. Belinda Bencic fue una junior excepcional, levantó dos Grand Slams y fue Nº1, objetivos que más tarde, cuando ya fue profesional, se antojaron más complicados. Ahora, a sus 24 años, los Juegos Olímpicos de Tokio le han cambiado la vida gracias a la medalla de oro, pero esto solo es el principio.

En una entrevista con Tennis Majors, la de Flawil afirma que ya no es la misma, que no siente la presión del mismo modo, que se encuentra mucho más relajada. Emociones que, de momento, le sientan bien, pero ya veremos a largo plazo si el conformismo no acaba siendo un problema. Antes de su debut en el US Open 2021, rescatamos sus declaraciones más interesantes.

Liberación mental

“La verdad, ahora mismo siento que ya no tengo nada que demostrarle a nadie, ya logré mi sueño, cumplí mi sueño. Tampoco sentía que tuviera que demostrar nada, ya que aprendí muy rápido que, cuando eres un buen jugador, la gente siempre dirá cosas. Luego, cuando pases por una mala racha, Nadia se preocupará por ti, por cómo te sientes o cómo te va la vida. La gente directamente te descarta”.

Sus tres sueños como profesional

“Ahora ya no me importa lo que piensen los demás, siento que lo estoy haciendo bien, pero quería demostrármelo a mí misma, ya que trabajas toda una vida para lograr así: ganar un Grand Slam, ganar unos Juegos Olímpicos o ser Nº1 del mundo. Estas tres cosas siempre fueron mi sueño, todavía lo siguen siendo. Un logro así supone una gran satisfacción, sin duda, siento que todo el trabajo que hice fue significativo, que lo hice para algo”.

Emociones tras el oro

“Creo que el sentimiento más fuerte que tuve fue el de alivio, me sentí tan aliviada con lo que hice que de repente se me fue todo el estrés. Luego ni siquiera he tenido tiempo para asimilarlo del todo en mi cabeza, tenía la mente en un estado de euforia, incluso días después. Ha sido muy especial experimentar este tipo de cosas, tanto dentro como fuera de la cancha, con toda la atención que supone”.

El valor de unos Juegos Olímpicos

“Quizá para algunas personas no sea importante, pero yo siempre dije que los Juegos Olímpicos eran lo más importante para mí. Lo seguí toda mi vida, desde niña, para mí una medalla lo es todo, por eso es tan gratificante haberlo conseguido con 22 años, sacrifiqué muchas cosas para llegar aquí. Toda mi familia sacrificó muchas cosas. Sienta bien también por ellos, por toda la gente que me ayudó en mi carrera, estoy feliz y agradecida por todos ellos, finalmente el trabajo dio sus frutos”.

El apoyo de Federer

“Roger estaba realmente feliz y eso me ponía feliz a mí. En cada partido me animaba, me enviaba buenos mensajes. Incluso cuando no le pides consejo, él acude a ti y te habla con naturalidad, aprendes muchísimo de una persona así, cómo afrontar cada situación, por ejemplo. Hay muchas personas que no tienen esa suerte, así que me considero una afortunada por tener este tipo de apoyo cerca de mí”.

¿Y ahora qué?

“Hay varias posibilidades: o tener más presión o estar más relajada. Para mí, según lo que viví en Cincinnati, creo que estaba más relajada. Así que ahora me tomo el juego de manera distinta, quiero divertirme, es como un plus y me sienta genial. La medalla ya nadie me la puede quitar, por eso me veo tan relajada y jugando bien en los entrenamientos. Por supuesto que todavía quiero ganar cada vez que entro en la pista, pero estoy más relajada en cada cosa que hago. Me veo con buena mentalidad, estoy feliz de estar aquí, pero no siento la misma presión”.

Comentarios recientes