Alcaraz disputará su primera final ATP

El tenista murciano consiguió alcanzar su primera final como profesional, al derrotar en semifinales a su compatriota Albert Ramos en dos sets.

Carlos Alcaraz. Foto: Getty Images
Carlos Alcaraz. Foto: Getty Images

Sublime, imperial y talentoso. Son solo algunos de los adjetivos que pueden aplicarse al rendimiento tenístico de Carlos Alcaraz en este 2021. Con riesgo de parecer oportunista, esto se veía venir. La progresión del jugador español a lo largo de los últimos meses fue notable, y aunque se quedó a las puertas de lograr el título en Marbella cayendo en semifinales, dio momentos de gran espectáculo y se destapó como un candidato a llegar a la zona media de la tabla clasificatoria. Hoy consiguió derrotar en las semifinales de Umag al español Albert Ramos por 6-2 y 7-6 (3).

Fue un vendaval. Carlos encontró golpes ganadores con aparente facilidad. Comenzó el encuentro restando muy metido en pista y jugando muy agresivo e intenso. Sorprendió a Ramos con un break cuando éste aún no se había desperezado. Y ese break fue algo más que decisivo. Lejos de conformarse así, Alcaraz volvió a romper el servicio de Albert y en un visto y no visto tenía un marcador de 4-0 a su favor. Ramos poco a poco comenzó a jugar un poco más y empezó a crearle algún problema más a Alcaraz.

Aún así, Carlos acabo llevándose el set y a partir de ahí estuvo muy displicente al resto, confiando ciegamente en su servicio y fiándolo todo a los juegos en los que sacaba. Ramos no encontraba su juego, incapaz de arrebatar la iniciativa a un Alcaraz desatado. El catalan no tuvo la reacción esperada en el segundo set. Siguió jugando con golpes tres cuartos, sin arriesgar en exceso y corriendo mucho detrás de los misiles de Alcaraz, que desde el fondo de la pista estuvo inconmensurable. El set arrancó igual que el primero, con un Alcaraz que rápidamente estaba break arriba y abría hueco en el marcador. Fue una clara muestra de su superioridad hoy por hoy, y de la capacidad para elegir los golpes adecuados en momentos precisos, algo de lo que ha carecido el año pasado. Parece que el joven jugador de 18 años ya está más que consolidado en el circuito.

Gasquet será su rival en la gran final

Albert Ramos se despidió del torneo cabizbajo, viéndose muy inferior a un jugador que amenaza el poder establecido. Una nueva era se cierne sobre el circuito ATP, y está representada en un chico tan rebelde como talentoso. Está por ver si mañana consigue hacer historia proclamándose campeón. Para ello tendrá que derrotar al francés Richard Gasquet, que en el día de hoy consiguió derrotar al alemán Daniel Altmaier en tres trabajados sets.

Comentarios recientes