Los 10 grandes alicientes del tenis en los Juegos Olímpicos Tokio 2021

Estableces los más poderosos motivos por los que cualquier aficionado al deporte debe estar muy pendiente del tenis en la cita olímpica.

Novak Djokovic, grandes alicientes del tenis en Juegos Olímpicos Tokio 2021. Foto: gettyimages
Novak Djokovic, grandes alicientes del tenis en Juegos Olímpicos Tokio 2021. Foto: gettyimages

Es la gran cita del deporte mundial, aquella en la que se puede disfrutar en apenas dos semanas de los mejores del mundo en 46 disciplinas deportivas. Los Juegos Olímpicos Tokio 2021 prometen emociones fuertes y momentos inolvidables, siendo el tenis una parte importante de ellos. Y es que el deporte rey de la raqueta puede experimentar instantes absolutamente históricos durante los nueve días en que se disputarán encuentros en busca de las medallas. Novak Djokovic parte como gran favorito y será el protagonista del torneo, pase lo que pase, pero hay muchas más razones por las que un aficionado al deporte debe permanecer atento a las competiciones de tenis. Estos son los 10 grandes alicientes:

1. El posible Golden Slam de Novak Djokovic

Si por algo puede ser inolvidable la semana que se avecina es por la posibilidad de que el serbio ponga una guinda a su carrera profesional y culmine el que sería ya el palmarés más esplendoroso de la historia del tenis masculino. Aunque esto no sería el final, sino que supondría mantener viva la opción de ganar el Golden Slam en una misma temporada, algo solo al alcance de Steffi Graf.

2. La capacidad del Big 3 de los jóvenes para dar un salto cualitativo

Daniil Medvedev, Stefanos Tsitsipas y Alexander Zverev deben recuperar el vigor competitivo y demostrar que son los hombres llamados a plantar cara a Novak. Después de una gira sobre hierba realmente negativa para todos ellos, conseguir un oro olímpico sería un golpe de autoridad notable.

3. Los jugadores llamados a luchar por una medalla sin ser claros favoritos

Son varios los nombres que suscitan la idea de un posible sorpresa y algunos de ellos son Andrey Rublev, Félix Auger-Aliassime, Hubert Hurkacz y Aslan Karatsev. Canadiense y polaco llegarán repletos de confianza tras su buen rendimiento en Wimbledon, mientras que los rusos vuelven a su hábitat natural: la pista dura. Ambos se han mostrado letales esta temporada en dicha superficie.

4. Comprobar las sensaciones competitivas de Andy Murray

Cada vez que el escocés sale a competir hay una sensación de ultimátum, de prueba definitoria respecto a su futuro. Volvió a disfrutar en Wimbledon del tenis, pero eso no es suficiente para un ganador nato como él, que llega con muy pocas esperanzas reales de defender el oro.

5. Alejandro Davidovich y una oportunidad para crecer

El español es de esos jugadores que puede dar la campanada en un torneo como este. La motivación que sentirá al defender los colores de España por primera vez en una cita olímpica serán el motor para un hombre que mostró un excelso rendimiento el pasado año en el US Open, con unas condiciones similares en cuanto a superficie y ausencia de público. Un gran resultado sería un punto de inflexión en su carrera.

6. Naomi Osaka y un torneo que puede cambiar su vida

La japonesa está siendo gran protagonista en los últimos meses, pero no por lo que hace en la pista. Su impresionante exposición mediática después de denunciar problemas de salud mental para asumir su condición de estrella y mostrarse en público, han despistado a todos los aficionados. Sin embargo, un oro olímpico en su propia casa supondría la reconciliación de Naomi con el tenis mundial.

7. Ashleigh Barty, la opción de dar un zarpazo definitivo al tenis femenino

Número 1 del mundo con mucha autoridad y flamante campeona de Wimbledon, pero lo que es más importante, campeona nata con sensación de grandeza, consistencia y madurez. No será fácil para la australiana volver a la competición después de meses fuera de casa y un gran esfuerzo físico y mental, pero una medalla dorada supondría la clara demostración de que hemos empezado una nueva era con una clara dominadora.

8. El poderío del tenis checo, un ejército en busca de la medalla

Karolina Pliskova, Petra Kvitova, Barbora Krejcikova, Marketa Vondrousova y Katerina Siniakova. Si con ese equipo, la República Checa no consigue arañar alguna medalla en tenis femenino sería realmente extraño. Las europeas llevan mucho tiempo siendo la gran potencia mundial y querrán demostrarlo una vez más. Parten con opciones evidentes de éxito tanto en individuales como en dobles.

9. Garbiñe Muguruza, la hora de la redención

Todo iba perfecto hasta que una inoportuna lesión se cruzó en el camino de la española. Le ha costado recuperar el ritmo y se ha topado con rivales de dificultad en grandes torneos, pero puede ser el momento en que se reencuentre con su mejor nivel. Ha demostrado en numerosas ocasiones que es una tenista impresionante en las grandes citas y esta es una de ellas.

10. Un nuevo regalo al mundo por parte de Carla Suárez

Tener una nueva oportunidad de ver competir a una de las tenistas más queridas de todo el mundo supone un homenaje al tenis por parte de la canaria. Representa perfectamente los valores del olimpismo y buscará darse una alegría con una medalla que nadie puede merecer tanto como ella.

Comentarios recientes