Aliassime da un golpe de autoridad venciendo a Zverev

El joven canadiense consigue meterse en cuartos de Wimbledon 2021 tras vencer en un gran partido a un Zverev atrapado con las dobles faltas.

Félix Auger-Aliassime gana a Zverev en Wimbledon 2021. Foto: gettyimages
Félix Auger-Aliassime gana a Zverev en Wimbledon 2021. Foto: gettyimages

Hay encuentros que ostentan el aura de ser especiales, no solo a nivel resultadista en el torneo en que se enmarcan, sino en las dinámicas de ambos jugadores. Es el caso del duelo de octavos de final de Wimbledon 2021 que midió al germano Alexander Zverev con el joven Félix Auger-Aliassime. Ambos son dos de los jugadores que más tienen que demostrar en su afán por erigirse en dominadores de cara al futuro, y aunque se daba por hecho que sería un partido igualado y vibrante, las expectativas incluso se vieron superadas por la realidad. Cinco mangas apasionantes y repletas de alternativas, de las cuales terminó saliendo vencedor Aliassime por un resultado de 6-4 7-6 (6) 3-6 3-6 6-4.

Zverev sumó la friolera de 20 dobles faltas

En el primer parcial se observaron ciertos nervios del canadiense en los compases iniciales, lo cual repercutió en que Sascha empezara con paso firme y consiguiera un break. Sin embargo, las sensaciones de superioridad del alemán se debían más al demérito de Félix que a su propio juego, algo que se vio confirmado en cuanto Aliassime se tranquilizó y empezó a moverse por la pista con la agilidad que lo viene haciendo toda la gira de hierba. Con una clara vocación ofensiva y buena inteligencia táctica, el joven norteamericano encadenó la friolera de cuatro juegos consecutivos, aprovechándose del atrape de Zverev con el servicio, llegando a firmar 8 dobles faltas.

Fue un apagón en toda regla lo que sufrió el tenista teutón, pero parecía recuperarse con solvencia en los inicios del segundo set. Y es que volvió a ponerse por delante en el marcador, pero en cuanto se llegó a los momentos culminantes del set, su confianza se evaporó ante los buenos restos de un Aliassime que aprovechaba con firmeza cada segundo saque de su rival para meterse en pista y dominar. La eficacia de Félix en la red era sobresaliente, al subir siempre muy bien apoyado y después de presionar con tenacidad y paciencia a un Zverev que consiguió llevar el parcial al tiebreak. Allí, volvió a ser mejor Aliassime, y dio un golpe sobre la mesa con su madurez para resolver situaciones apretadas.

Ya en la tercera manga se produjo lo esperado; bajón mental del aspirante a dar la sorpresa ante el enorme esfuerzo realizado para llegar ahí. Zverev siguió muy concentrado y al menor resquicio de relajación en su contrincante, aprovechó para ponerse en ventaja, lanzar un grito premonitorio al aire de Londres y ponerse con ventaja en el marcador. Esta vez no se le escaparía, ante la falta de frescura de un Aliassime que pareció dejarse ir al resto. La tendencia del encuentro había cambiado y ahora era Sascha quien se sentía muy cómodo. El partido parecía estar en su mano, conseguía llevar la iniciativa en todo momento y se mostró inconmensurable en las dos oportunidades de break que tuvo, para terminar el cuarto parcial con muy buenas sensaciones.

Aliassime consigue meterse por primera vez en su carrera en cuartos de final de Grand Slam

Se llegó al quinto set, un desenlace repleto de emoción y que adquirió tintes dramáticos cuando Aliassime salió con energías renovadas y aprovechó la relajación de Zverev para romperle el saque. Cuando estaba intentando consolidarlo, la lluvia hizo acto de presencia y paró el encuentro durante casi media hora. En la reanudación, el canadiense consolidó la rotura y estuvo a punto de hacer un doble break, llegando a tener una pelota a media pista con su drive que se le escapó un palmo. La oportunidad perdido hizo mella en su confianza y vio cómo Alexander recuperaba el terreno perdido. Sin embargo, la falta de confianza con su segundo servicio volvió a meter a Zverev un pozo, encajando una rotura en el séptimo juego.

No le tembló el pulso a Félix Auger-Aliassime para cerrar el partido, en lo que supuso una clara demostración de que su gran momento ha llegado. Es la primera vez que se mete en unos cuartos de final de Grand Slam, y a buen seguro no será la última. Duro varapalo para un Alexander Zverev que ve cómo una nueva oportunidad se le escapa, y encima ante un jugador de una generación posterior a la suya, con la inquietud que ello puede generarle de cara al futuro. Wimbledon 2021 puede ser una gran oportunidad para el canadiense.

Comentarios recientes