El efecto Karatsev sigue perdiendo fuelle

Aslan Karatsev es un jugador mediocre lejos de las pistas duras. Puede resultar una afirmación dura y contundente, pero las pruebas así lo atestiguan. El ruso ha perdido confianza en estas giras consecutivas de tierra batida y hierba, ofreciendo una imagen muy mejorable en la primera ronda de Wimbledon 2021, donde fue incapaz de jugar con acierto en momentos cumbre. Sucumbió ante el experimentado Jeremy Chardy por un resultado de 7-6 (4) 7-6 (6) 6-3.

Comentarios recientes