Los datos que muestran el abismal dominio de Djokovic en la última década

El serbio supera en todas las estadísticas a Nadal y a Federer en conjunto. Un predominio que le permite a varios pensar que Nole merece el título de GOAT.

Djokovic quiere ser el GOAT. Foto: Getty
Djokovic quiere ser el GOAT. Foto: Getty

La discusión sobre quién merece ser llamado como GOAT es interminable. Cada uno podría exponer durante horas diferentes argumentos con sus posturas para justificar sus opiniones. Ante la mirada subjetiva de cada individuo no hay demostración que pueda cambiar el pensamiento sobre el asunto. Tanto Roger Federer como Rafael Nadal y Novak Djokovic cumplen con los requisitos para ser considerados como el mejor de la historia y es un debate que actualmente está más abierto que nunca. Sin embargo, lo que no cabe ningún tipo de duda es que el serbio marcó una dinastía en la última década. De hecho, no hubo ninguno que se le acercara o que intentara cortar con su reinado. Tanto es así que superó en todos los aspectos estadísticos a los otros dos genios del tenis en su conjunto durante el período mencionado.

El punto de partida es 2011 cuando parecía imposible e irrisorio imaginar a alguien con las cualidades para destronar a una rivalidad que iba camino a ser la más importante de este deporte. No obstante, un joven emergente de Belgrado tenía otros planes en su mente: quería cambiar la dinámica de ese entonces y poder demostrarle al mundo la estrella que era o a la que aspiraba ser. En ese sentido y en este recorrido de diez años hacia atrás, Nole cosechó 18 Grand Slams (acumula 19 en total), 31 Masters 1000 (ganó 36 en su carrera) y cuatro Masters (suma cinco). Además, permaneció 324 semanas como líder del ranking mundial (en seis años finalizó en la cúspide del escalafón internacional). Datos irreales y que hablan por si solos.

Ni hablar si se traza una comparación con Nadal y Federer, quienes entre los dos ganaron 15 Grand Slams, 28 Masters 1000 y se mantuvieron como el primero en el listado del ranking durante 132 semanas. Es innegable que Rafa padeció varias lesiones, que lo obligaron a parar el motor durante un largo tiempo. Asimismo, el suizo tardó en encontrar la fórmula para reinventarse luego de su caída en el nivel tenístico conforme pasaban sus años. De todos modos, la supremacía del balcánico es abismal.

EL JUEGO AÚN NO CONCLUYÓ

Federer sabe que se encuentra en la etapa final de su trayectoria deportiva. A dos meses de cumplir 40, su retiro podría estar más cerca de lo que muchos imaginan. No obstante, todavía tiene el combustible interno para seguir moviendo la máquina. Por otro lado, Nadal cuenta con varias posibilidades de persistir en la pelea en eventos como el US Open o futuros Roland Garros. Y Djokovic, a un gran título de igualar el récord de sus otros dos colegas, parece que tiene margen para seguir creciendo. Con 34 años y un físico privilegiado aspira a seguir escribiendo las páginas doradas del deporte. Mientras tanto, la Next Gen no termina de dar un paso hacia adelante (a excepción de algunos casos aislados) en las grandes citas.

Continuará...

Comentarios recientes