Alcaraz es una realidad

A los 18 años, el español se metió en la tercera ronda de Roland Garros al vencer a Basilashvili. No lo despierten de este sueño, que aún no acabó.

Alcaraz sigue avanzando en París. Foto: Getty
Alcaraz sigue avanzando en París. Foto: Getty

El mundo del mindfulness (la atención plena) es uno de los que más creció en el último tiempo. La búsqueda en el interior de uno mismo y las charlas de couching ganaron terreno para el fortalecimiento propio. Trabajar adentro para brillar afuera. En ese sentido, hay una mentora joven que dice que "de la tranquilidad surge el poder y la fuerza". Bueno, no hay mejor frase para describir a Carlos Alcaraz, quien tiene 18 años -recién cumplidos-, pero se lo nota como un hombre maduro, con las ideas claras y con los pies sobre la tierra. Básicamente, sin creerse más de lo que es y respetando los pasos de escalada progresivos. En efecto, esa calma lo ayuda a romperla dentro de la pista. Tanto es así que se metió en la tercera ronda de Roland Garros tras vencer a Nikoloz Bashilasvhli por 6-4, 6-2 y 6-4 en la segunda vuelta.

El español está entendiendo el proceso: aprovecha algunas invitaciones a torneos ATP, baja a Challengers a ganar ritmo y sigue creciendo cada día. Bajo la conducción técnica de Juan Carlos Ferrero, no para de crecer. Es por eso que pudo sumar su quinto triunfo consecutivo en París (viene de pasar la fase previa). Y frente al georgiano dio muestras de todo el repertorio de golpes con el que cuenta: cambio de velocidades, una mano bárbara para tirar drop shots, la posibilidad de variar las alturas en el juego desde el fondo de la pista y una intensidad para dar lucha en cada uno de los puntos. Todo con una fortaleza física a la cual sustentarse y de la cual imponerse cuando los impactos no eran del todo limpio, aunque conceptualmente estuvo muy lúcido durante todo el partido.

Además, su nombre empieza a sonar con mucha fuerza en todo el mundo del tenis. En consecuencia, suma aficionados en varios países, cuyo objetivo es conseguir un ticket para no perderse a una de las estrellas emergentes del circuito. Tanto es así que los espectadores vibraban cuando golpeaba la bola y apretaba el puño por el punto conseguido. 69% de primeros saques, 27 winners y 6/12 en chances de quiebre convertidas. Por ahí, pasaron las principales claves en cuánto a la materia "resultado". Aunque, quedarse sólo con los números es muy poco ante un chico que dice presente y es una realidad.

STRUFF, SU PRÓXIMO RIVAL

Ya eliminado Andrey Rublev, principal favorito a avanzar por este cuadrante, Alcaraz deberá cruzarse en la tercera ronda a Jan-Lennard Struff, quien sacó del camino al ruso mencionado y al argentino Facundo Bagnis (7-5, 7-6 y 6-4). Será el primer enfrentamiento entre ambos.

Comentarios recientes