Zverev logra escabullirse de sus propios fantasmas

Alexander Zverev pasó un mal rato en la primera ronda de Roland Garros 2021, algo que no es nuevo para el germano, bastante endeble a nivel mental en los compases iniciales de torneos de este nivel. Se topó con un voluntarioso Oscar Otte que jugó a gran nivel las dos primeras mangas aprovechando la desida y falta de concentración de Sascha. En cuanto subió mínimamente su intensidad y empezó a jugar ordenado, la victoria cayó de su lado por pura ley gravitacional. El resultado final fue de 3-6 3-6 6-2 6-2 6-0 y su siguiente rival saldrá del duelo entre Taberner y Safiulin.

Comentarios recientes