Grigor Dimitrov, estilo para todo

El búlgaro se adentra en el mundo de la moda en una entrevista con Daniela Hantuchova. “La ropa me ha ayudado a definir mi identidad, a saber lo que me gusta”.

Grigor Dimitrov. Fuente: Getty
Grigor Dimitrov. Fuente: Getty

Hace unas semanas veíamos a Grigor Dimitrov soplando las velas en su 30 cumpleaños, un gesto que nos sacaba de dentro una misma pregunta: ¿habremos visto ya lo mejor del búlgaro? Mientras los resultados no terminan de llegar dentro de la pista, el de Haskovo hace tiempo que ejerce de referente en el mundo la moda y el estilo deportivo. De estos temas pudimos escucharle dialogar con Daniela Hantuchova, una ex jugadora reconvertida en presentadora que también sigue muy de cerca todo lo que tenga que ver con lo estético. Juntos pasaron un buen rato en una entrevista donde de lo último que hablaron, fue de tenis.

“Siempre me resultó interesante el tema de la moda, quizá incluso un poco más cuando empecé a estar involucrado en el circuito profesional, cuando salté a la escena pública”, señala el que para muchos es el tenista más atractivo del vestuario masculino. “Es un departamento que me ha ayudado mucho a la hora de saber lo que me gusta, también para definir mi identidad, qué prendas guardan relación conmigo y cómo quiero llevarlas, a qué espectáculos quiero acudir y por qué. Con el paso del tiempo fui convirtiéndome en lo que soy ahora gracias a este tipo de decisiones. Me he convertido en alguien muy creativo, una persona que suele apostar por lo nuevo, por lo diferente, busco siempre ser distinto a los demás en ese aspecto. Para mí, esa diferencia siempre se encuentra en los pequeños detalles”, advierte el búlgaro, todo un perfeccionista.

Esa semejanza con Roger Federer en lo tenístico también se extiende a lo extradeportivo. ¿Acaso no recuerdan el gran cambio del suizo a la hora de vestir en cuanto llegó a la élite? Con Grigor, pasó algo parecido, aunque dentro de un estilo menos clásico. “Una de las cosas que aprendí acudiendo a estos eventos fue la diferencia que existe entre cómo llevas la ropa y cómo quieres llevar la ropa. Esto es algo fundamental que fui viendo con el tiempo. Lo normal es que las personas compremos prendas por el simple hecho de comprarlas, porque queremos tenerlas en nuestro armario, pero pocas veces nos paramos a pensar: ‘¿De verdad necesito algo así? ¿Podré luego combinar esto con otros elementos?’. Actualmente, cada vez que quiero comprar alguna cosa, aunque sea una simple camiseta o unos pantalones cortos, antes de hacerlo pienso: ‘¿De verdad me lo voy a poner? ¿Seré capaz de combinarlo con el resto de prendas?’. Cuestionarme esto es lo que más me ha ayudado a ir definiendo mi estilo y ofrecer siempre algo diferente”, explica el ex Nº3 mundial.

Su relación con Roland Garros

Ahora, tras una gira de tierra batida bastante floja, Dimitrov vuelve a París, donde refleja un balance de 12-10. “Guardo una relación muy especial con este lugar, no solamente con el torneo, también con la ciudad, ya que estuve viviendo aquí durante tres años y medio. Recuerdo que al principio no era capaz de disfrutar mucho de los partidos, aunque eso no quitaba que me encantara el sitio, eran dos cosas completamente diferentes. Con el tiempo fui cogiendo poco a poco el timing a la ciudad y al torneo, descubrí la manera de disfrutar por completo de la experiencia, hasta el punto de que me daba mucha pena cuando llegaba el final y tenía que irme. Luego siempre ha sido una delicia regresar, guardo un montón de bonitos recuerdos de París, sin importar cómo fueron aquellos primeros años. Desde entonces, cada temporada que regreso descubro un nuevo rincón de la ciudad, un nuevo secreto del torneo”, valora el actual Nº17 del ranking. Estaremos pendiente de sus andanzas esta primavera, donde le toca debutar ante el estadounidense Marcos Giron.

Comentarios recientes