La lluvia obligó a postergar la jornada en Múnich

El tenis tiene un gran problema que no puede controlar: las condiciones climáticas. Como la mayoría de los torneos se disputan al libre, en caso de lluvia el partido se tiene que postergar, situación que pasó este viernes en el ATP 250 de Múnich. Es que el agua nunca dejó de caer y el cierre de los cuartos de final se tuvieron que pasar para el sábado. En ese sentido, los partidos entre Casper Ruud y John Millman (ganaba el noruego 6-3) y el de Nikoloz Basilashvili frente a Norbert Gombos (5-4 y saque en favor del georgiano) terminarán este 1 de mayo a partir de las 11 horario local. A continuación, se disputarán las semifinales.

Comentarios recientes