Conde de Godó 2021: Análisis de la final Nadal - Tsitsipas

Nadal y Tsitsipas protagonizarán probablemente la mejor final que se podía ver en este Conde de Godó 2021, emulando la que jugaron en 2018. Desgranamos las claves.

Conde de Godó 2021: Análisis de la final Nadal - Tsitsipas
Conde de Godó 2021: Análisis de la final Nadal - Tsitsipas

Rafael Nadal se verá las caras en la final del Conde de Godó 2021 ante el hombre más en forma del circuito ATP: Stefanos Tsitsipas. Y es que los números avalan al griego, encabeza la ATP Race y viene jugando de forma extraordinaria últimamente. Recordemos que ha llegado a Barcelona habiendo ganado su primer título de Masters 1000, levantando el trofeo en Montecarlo.

¿Cómo han llegado hasta la final?

El heleno se ha plantado en la gran final de Barcelona sin ceder ni un solo set y jugando a un nivel realmente alto, adaptándose genial a las condiciones de las pistas catalanas. Tsitsipas ha tenido que superar a Jaume Munar, Alex De Miñaur, Felix Auger-Aliassime y Jannik Sinner, y lo ha logrado prácticamente sin despeinarse. Ha sabido defender cuando le ha tocado, pero sobre todo ha sido su habitual juego ofensivo y agresivo el que le ha dado los mejores frutos.

Por su parte, Nadal ha trazado una línea ascendente en su juego hasta esta final. El once veces campeón en Barcelona empezó el torneo con muchas dudas, pues tuvo que remontar a un Ilya Ivashka que le puso en más apuros de los esperados. Después le tocó un viejo conocido: Kei Nishikori. Rafa empezó realmente bien, pero volvió a tener borrones en el partido que también le costarían un set. Después vendrían sus dos actuaciones más convincentes, ante Cameron Norrie (6-1 y 6-4) y ante Pablo Carreño (6-3 y 6-2), siendo este último su mejor partido.

Cara a cara

Nadal y Tsitsipas se han enfrentado en un total de nueve ocasiones, siendo el marcador favorable al español (7-2). En arcilla se han visto las caras en tres ocasiones, y también la balanza está decantada hacia el mallorquín (2-1). En 2018 también fueron los finalistas del Conde de Godó, y aquel día Nadal se impuso con una superioridad aplastante sobre el griego: 6-2 y 6-1.

Pero está claro que este es otro Tsitsipas. Es un jugador mucho más maduro que en aquel entonces, un jugador que ha mejorado en todos los aspectos de su juego, con especial atención a su mentalidad. Ahora es un tenista mucho más fuerte en ese sentido. Sin ir más lejos, la última vez que se enfrentaron fue victoria para Tsitsipas. Fue en los cuartos de final del Open de Australia, donde el griego fue capaz de lo imposible: remontar un partido a Nadal habiendo perdido los dos primeros sets.

Claves del partido

El servicio va a ser de vital importancia en este encuentro. En esa faceta del juego, Tsitsipas ha dejado bastantes menos dudas que Nadal a lo largo del torneo. Pues el griego tan solo ha perdido en una ocasión su turno de saque en todo el campeonato: fue en octavos de final ante Alex De Miñaur. Por el contrario, Nadal sí ha cedido muchas más veces su servicio y ha sufrido mucho en ese sentido. El español va a tener que estar muy fino para, a partir de su saque, tratar de dominar los puntos.

Tsitsipas es un jugador dominador y agresivo, y se convierte en un tenista muy peligroso cuando logra meterse unos metros dentro de pista y jugar a su antojo. Ahí es casi imparable. Por lo que Nadal va a tener que jugar bolas profundas para tratar de contener al heleno lo más atrás posible. Un aspecto en el que Tsitsipas puede sufrir es cuando le vienen pelotas altas a su zona de revés. Nadal es conocedor de ello y seguro que veremos cómo intenta ese tipo de golpes en numerosas ocasiones.

El partidazo está servido y a nosotros solo nos queda disfrutar. ¿Cómo veis vosotros el partido? ¿A quién veis campeón? ¡Dejad vuestros comentarios!

Comentarios recientes