Conde de Godó 2021: Análisis de las semifinales masculinas

Desgranamos el menú de sábado en el Godó: dos semifinales apasionantes en las que Sinner y Carreño tratarán de contrarrestar el favoritismo de Tsitsipas y Nadal.

Pablo Carreño buscará derrotar por primera vez en su carrera a Rafa Nadal. Fuente: Getty
Pablo Carreño buscará derrotar por primera vez en su carrera a Rafa Nadal. Fuente: Getty

Día de semifinales en el Conde de Godó 2021. Se hace bastante difícil pedir unas semifinales más atractivas que las que tendremos a partir de mañana, en especial si echamos un vistazo al cuadro del torneo. Los dos grandes favoritos al título y principales cabezas de serie serán desafiados por dos jugadores que se encuentran a día de hoy en la gran mayoría de quinielas para alcanzar los cuartos de final en los diferentes torneos sobre tierra del circuito. Una jornada imperdible, para disfrutar y que estará amenizada por dos partidazos que desgranamos a continuación.

Jannik Sinner vs Stefanos Tsitsipas - A partir de las 13:30

Probablemente hablemos de uno de los duelos más atractivos que nos podamos encontrar en el circuito ATP. Existe una importante posibilidad de que este partido se convierta en un clásico en el futuro... de momento, eso sí, conocerá su tercera edición en la tierra barcelonesa. Hasta ahora, ambos se reparten victorias que necesitan ser contextualizadas: se produjeron en el torneo de Roma, con el partido de 2019 cayendo del lado del griego y la de la temporada pasada del lado de Jannik. Igualdad máxima, un preludio de lo que podría ser el partido de mañana.

Estamos viendo a un Sinner extremadamente agresivo desde el resto, una característica capital si quiere hacer frente al gran momento de forma de Tsitsipas. El griego ha construido su enorme racha de victorias en torno a una combinación de saque + derecha terrorífica, que le deja en control del punto en la mayoría de ocasiones y que desarbola hasta a los jugadores más ofensivos. De alguna forma Jannik deberá hacer frente a este combo, en especial si quiere dominar con su derecha en algún momento del partido. Stef, por otro lado, deberá utilizar con precisión muchas de las variantes que le permiten dominar sobre arcilla: ángulos, dejadas (atraer a Sinner a la red no parece una mala idea) y todo tipo de golpes que saquen al italiano de su zona de comfort.

La única certeza es que cuando dos de los jugadores más en forma del momento se enfrentan entre ellos... saltan chispas. Y la Pista Rafa Nadal estará para presenciarlo.

Pablo Carreño vs Rafael Nadal - A partir de las 16:00

La trayectoria del manacorí en este Conde de Godó ha sido realmente irregular, extraña para un jugador de su entidad en Barcelona. Tras dejarse sets ante Ivashka y Nishikori, dando la sensación de estar ligeramente pesado de piernas y con muchos errores no forzados poco característicos, Rafa elevó el listón para deshacerse de Cameron Norrie en el día de hoy. Eso sí, fue un partido ante el que no pareció estar, sin embargo, del todo satisfecho: a los diez minutos ya estaba en la pista de entrenamiento para volver a pegarle a la bola.

Si bien Nadal no ha desprendido las mejores sensaciones a lo largo de la semana, el desafío para Pablo Carreño no deja de ser mayúsculo. En sus siete enfrentamientos previos, el gijonés aún no ha conocido el sabor de la victoria, una estadística que se acentúa si tenemos en cuenta que cuando se midieron en arcilla ni tan siquiera ha sido capaz de forzar un tie-break. Un historial que puede ejercer como una auténtica losa, pero que encuentra en su último duelo una pequeña rendija de esperanza.

En el partido entre ambos en cuartos de final de París Bercy, Pablo maniató a Rafa durante set y medio. Sí, las condiciones son diametralmente distintas, pero el patrón de juego a utilizar es exactamente el mismo si el asturiano quiere tener éxito. La única posibilidad reside en un golpe capital: el revés paralelo. Esta semana, la bola de Nadal ya ha sido domada por jugadores de menor estatus en la actualidad, y sorprender por ese lado de la pista puede crear dudas en la cabeza de Rafa. Montarse en la bola tal como hizo en París y ser valiente será absolutamente clave, buscando las bolas cortas y atacando la red con frecuencia.

Todos sabemos, eso sí, que el partido está en la raqueta de Nadal. Conoce a su rival de sobra, le ha ganado incluso sin estar fino y parece cuestión de tiempo que la máquina se calibre. El principal objetivo es y seguirá siendo Roland Garros, pero mientras tanto, el manacorí se encuentra a un solo partido de una nueva final en Barcelona. No por rutinario deja de ser impresionante.

Comentarios recientes