Emma Navarro, el prodigio del tenis universitario que ya gana a nivel profesional

Con 19 años, la hija del multimillonario propietario del torneo de Charleston, ha conseguido su primera victoria en el circuito WTA, siendo aún jugadora de NCAA.

Emma Navarro, prodigio tenis primer triunfo profesional. Foto: gettyimages
Emma Navarro, prodigio tenis primer triunfo profesional. Foto: gettyimages

El tenis es mucho más que un deporte y eso se comprueba cada día con la multitud de historias curiosas que salen a la luz. La que hoy nos ocupa versa sobre Emma Navarro, una tenista estadounidense de 19 años que ha conseguido su primera victoria profesional en el WTA 500 Charleston 2021 después de vencer a Renata Zarazúa. Lo que parece ser solo el inicio de una carrera prometedora es mucho más que eso, ya que Emma es jugador del equipo de tenis de la Universidad de Virginia, después de dejar en la estacada a Duke, que había apostado por ella desde que era prácticamente una niña. Por ello, Navarro no podrá cobrar el premio en metálico que le corresponde por este triunfo, aunque eso no parece que será un problema ya que su padre, Ben Navarro, es el multimillonario propietario del torneo.

La vida de Emma parece predestinada desde su infancia al tenis, un deporte en el que siempre ha mostrado una habilidad especial que le llevó a ser la mejor juvenil de todo Estados Unidos y a ver cómo las mejores universidades del planeta pujaban por atraerla a sus campus. Criada en un ambiente privilegiado a nivel social y econónico, la joven tenista siempre tuvo en mente ir a la universidad y combinar su crecimiento tenístico con el personal y académico. Desde los 15 años se había comprometido con la Universidad de Duke, pero a última hora se vio seducida por el programa de la Universidad de Virginia Ashley Hall, que le permitía competir esporádicamente en el circuito WTA, tal y como se indica en postandcourier.com.

  • ¿Cómo juega Emma Navarro y quién es su padre?

Llegó a ser la cuarta mejor junior de todo el mundo, lo que la sitúa en un puesto de privilegio para poder labrarse una carrera muy prolífica en éxitos. Campeona del Campeonato Nacional de la USTA en tierra batida en 2018, había aparecido en algunos torneos profesionales y fue semifinalista junior en Wimbledon. A pesar de su enorme éxito, Emma insiste una y otra vez en que competirá en la NCAA al menos una temporada. En esa decisión tiene mucho que ver su padre, Ben Navarro, un famoso multimillonario estadounidense, director ejecutivo y fundador de Sherman Financial Group y que siempre ha mostrado su pasión por el tenis, culminada con la compra del torneo de Charleston el pasado año, según se comenta en postandcourier.com.

Emma Navarro es una tenista muy completa y versátil, con una capacidad de contraataque magistral. Con un potente tren inferior, una mano prodigiosa para defenderse y una intensidad de piernas sublime, recuerda un poco a la mejor versión de Daria Kasatkina. A medida que va fortaleciendo su físico y ganando experiencia, mejoran sus posibilidades, pero lo más halagüeño en su tenis es la capacidad analítica que tiene en la cancha y cómo plantea los partidos a nivel táctico. Su siguiente rival en el WTA 500 Charleston 2021 será la rusa Veronika Kudermetova.

Calendario ATP/WTA

Calendario ATP 2021

Comentarios recientes