Muguruza: “La tierra verde es muy distinta de la roja”

La española regresa ocho años después al célebre torneo de Charleston, disputado sobre tierra verde. “Me he criado sobre tierra batida y puedo asegurar que no es igual”. 

Garbiñe Muguruza. Fuente: Volvo Car Open
Garbiñe Muguruza. Fuente: Volvo Car Open

Llega la gira de tierra batida, el momento del calendario donde los españoles sonríen de verdad. Puede sonreír y mucho Garbiñe Muguruza, sobre todo después de haber hecho tan bien los deberes en estos tres primeros meses de competición. Actualmente sigue siendo la jugadora con más victorias del curso (20), ha ganado un título (Dubái), ha jugado otras dos finales (Yarra Valley, Doha) y se encuentra a tan solo un paso de regresar al top10 del ranking mundial. Un objetivo que podría ver solventado esta semana en el WTA 500 de Charleston, la primera de las cuatro paradas que afrontará en esta temporada de polvo de ladrillo.

La gira de tierra batida es mi parte favorita de la temporada, así que es algo muy positivo estar aquí. Estoy muy emocionada, así que tengo que controlar esta emoción porque no disputaré muchos torneos, hay cierta necesidad en querer hacerlo bien rápidamente”, contrasta la hispano-venezolana, quien reveló hace unos días sus planes para los próximos dos meses: Charleston, Madrid, Roma y Roland Garros.

Charleston será el primero, aprovechando que andaba por Estados Unidos tras la disputa del torneo de Miami. Un torneo que solamente jugó en una ocasión, en el año 2013, cuando todavía estaba fuera del top70 mundial. Un torneo célebre que se caracteriza, sobre todo, por el color de su tierra. “Definitivamente, la arcilla verde es diferente a la roja. Yo crecí jugando en tierra batida y puedo asegurar que no es lo mismo”, afirma Muguruza en un reportaje de la WTA. “Sí, por supuesto que puedes deslizarte y todo eso, pero siento que es distinta. Han pasado casi diez años desde que jugué aquí por última vez, la única vez que competí sobre esta superficie. Esa fue la única vez que jugué en mi vida sobre tierra verde, hace mucho tiempo, así que es un desafío volver e intentar recuperar algo de experiencia. Estoy deseando jugar para ver cómo me siento”.

En aquella ocasión, hace ya ocho temporadas, Garbiñe cedió en primera ronda ante una desconocida Jessica Pegula, quien hoy día se ha convertido en una de las grandes revelaciones del vestuario. Derrota que seguramente le dolería mucho, como todas las que tuve en su carrera, pero de un tiempo a esta parte, la realidad es que la ex Nº1 del mundo ya no sufre tanto con sus resultados. “Yo diría que sí, ya no me tomo igual las derrotas. No porque las acepte ni nada por el estilo, pero lo cierto es que ahora desperdicio menos energía en estar molesta o decepcionada. Ahora salgo rápidamente de ese bucle de mala energía y empiezo a pensar mucho antes en lo que tengo que mejorar y hacer bien la próxima vez. Simplemente, me concentro en lo siguiente, ya no me quedo atrapada en esos momentos oscuros”, subraya la campeona de Wimbledon y Roland Garros.

La regularidad ya es una realidad

Su entrenadora, Conchita Martínez, que en su día levantó dos veces el título de Charleston, ha sido una de las claves para esta madurez mental y tenística de su pupila. El mejor ejemplo, escuchar a Muguruza opinando sobre el tema. “Tanto las victorias y las derrotas se van aceptando y gestionando mucho mejor cuando una va haciéndose mayor y ganando en madurez, entonces se gasta una cantidad menor de energía. En general, la clave es que ahora me conozco mucho mejor a mí misma, sé cómo tengo que trabajar y sé cómo tengo que actuar para situarme en la dirección correcta. Hace años tardaba algo más de tiempo en conseguirlo”, asegura la española. De momento, esta noche la veremos debutando en el cuadro principal ante la polaca Magdalena Frech, contra la que nunca se ha enfrentado antes.

Calendario ATP/WTA

Calendario ATP 2021

Comentarios recientes