Sinner: “No pienso perder el tiempo pensando en esta derrota”

El italiano se mostró muy sensible y maduro tras caer en la final del Miami Open 2021. “Estuve un poco nervioso, tenía muchas ganas de ganar”.

Jannik Sinner y Hubert Hurkacz en la entrega de trofeos. Fuente: Getty
Jannik Sinner y Hubert Hurkacz en la entrega de trofeos. Fuente: Getty

Todas las quinielas señalaban a Jannik Sinner como el gran favorito a convertirse este domingo en el Masters 1000 de Miami. Sin embargo, el destino tenía otros planes para el italiano, así que fue Hubert Hurkacz quien finalmente se llevó la gloria y besó el trofeo. Un golpe duro para el talentoso de 19 años, quien no fue capaz de controlar los nervios sobre la pista, algo que sí hizo a la hora de dialogar con los periodistas.

Su peor partido del torneo

“Cometí algunos errores no forzados, sobre todo el tiebreak del primer set. No estaba sacando bien, tampoco en el inicio del segundo set, tampoco era capaz de restar profundo. Durante todo el torneo decidí cómo jugar contra cada jugador, yo dictaba los puntos. Siempre cometí errores, hoy también, pero esta vez fue diferente. Hoy es un día duro para mí, honestamente, perder esta final no es fácil, mucho menos después de estar toda la semana decidiendo qué hacer con la pelota. Estoy feliz por el torneo, simplemente hoy fue todo por el camino equivocado. A veces se ganas y otras se aprende. Cuando tienes 19 años y juega la final de Miami, aunque sabes que es difícil, lo que quieres es ganar. Estuvo un poco nervioso desde el inicio, pero es normal, tenía muchas ganas de ganar. No ha sido mi día, así que felicito a Hubert”.

Oportunidad perdida

“Vine aquí con la mentalidad de ganar. Sabíamos que Rafa, Roger, Novak y Thiem no estarían, así que era una oportunidad para todos nosotros. Tratamos de ganar cada partido de la manera correcta, tratando de ir a la red, de hacer mi juego y mover a mis rivales. De alguna manera logré ganar cada uno de mis encuentros, excepto el de hoy. Creo que puedo aprender muchas cosas de este día, aunque ahora se me hace difícil hablar del partido, todavía lo tengo en la cabeza. Ahora comienza la gira de tierra batida, así que es momento de volver al trabajo, no pienso perder el tiempo pensando en esta derrota. La semana que viene será otro torneo, tengo que estar listo”.

El papel de la NextGen

“La NextGen es divertida de ver, en primer lugar porque a muchos jugadores no se les conoce demasiado. Hay aficionados que desconocen a varios jugadores de la próxima generación, aquí por ejemplo hubo varios en cuartos de final y semifinales, incluso la final fue protagonizada por la NextGen. En ese sentido, este torneo ha sido muy positivo. Pero bueno, es cierto que todavía tenemos que demostrar que podemos vencer a los mejores, quizá estemos listos para ganarle alguna vez, pero no para hacerlo de manera constante. En algún momento llegará ese momento, pero no sé cuándo. Puede ser en dos o en cinco años, pero el momento llegará”.

Por primera vez en el top30

“Si ganas partidos, sabes que tu posición va a mejorar, sé exactamente dónde estoy. Para mí, lo más importante que me llevo de este torneo no es el ranking, sino que mejoré como tenista respecto al torneo anterior. Cuando tienes un poco de confianza todo es más fácil, pero hay que seguir trabajando duro para profundizar en los cuadros, sobre todo en torneos importantes como éste. La evolución es lo más importante, así que tengo una conversación pendiente con mi equipo para saber por qué he perdido y dónde tenemos que trabajar. Me gusta hablar con ellos y saber en qué partes de mi juego debo trabajar más”.

Hurkacz, amigo y compañero de dobles

“Cuando juegas dobles con alguien y luego tienes que enfrentarte a él en el cuadro individual, la sensación es muy extraña. Honestamente, no estaba preparado para esto, me restaba concentración de algún modo. Me gustaría seguir jugando dobles con él, es una buena persona y su entrenador también lo es. Cuando te sientes bien con alguien es mucho más fácil jugar juntos. Obviamente, no creo que vayamos a jugar todos los torneos, sobre todo en los grandes, no suelo hacerlo. Él tiene 24 años y yo 19, todavía somos muy jóvenes, así que vamos a coincidir durante mucho tiempo en el circuito, tanto en una modalidad como en la otra. Ahora tengo muchas ganas de volver a jugar contra él en singles y tomate la revancha”.

Comentarios recientes