Miami Open 2021: ¿Ha llegado ya el cambio de ciclo?

Analizamos el papel que ha tenido la 'Next Gen' en este Miami Open 2021, que ha sido especial por la ausencia del 'Big 3'. ¿Supondrá este torneo un punto de inflexión?

Miami Open 2021: ¿Ha llegado ya el cambio de ciclo?
Miami Open 2021: ¿Ha llegado ya el cambio de ciclo?

Por mucho que no queramos que llegue jamás el momento, cada día que pasa, está más cerca la retirada del ‘Big 3’. Ese hecho tiene una consecuencia directa muy clara: la ‘Next Gen’ va a tener vía libre para tratar de dominar el circuito. Este Miami Open está siendo especial, a la vez que descafeinado, en cuanto a que ha sido el primer Masters 1000 sin presencia del ‘Big 3’ en casi 17 años.

La ‘Next Gen’, esa hornada de jóvenes llamados a realizar la ardua tarea de suceder a los tres mejores jugadores de la historia, ha tenido su gran oportunidad en este Miami Open para dar un paso al frente y mostrar su candidatura de poder dominar el tenis una vez los tres monstruos no estén en el circuito. Pues digamos que el resultado, en ese sentido, ha sido algo decepcionante.

¿Realmente están preparados?

Todos los focos estaban puestos sobre Medvedev, Zverev, Tsitsipas y Rublev; sin duda los encargados de llevar la voz cantante en este torneo y ser los hombres a batir durante el mismo. Sin embargo, la realidad ha distado mucho de esa expectativa. Ninguno de los tres primeros ha logrado, ni siquiera, pisar las semifinales en este primer Masters 1000 de 2021. Solo Rublev lo ha conseguido, pero ha caído ante el número 37 del mundo, Hubert Hurkacz.

La irregularidad y las dudas son una constante en una generación en la que, sin duda, hay talento, pero no promete ni siquiera acercarse a lo logrado por Roger Federer, Rafael Nadal y Novak Djokovic. Ahora, llegado el momento en que el ‘Big 3’ debe dosificarse y ya no puede aguantar el ritmo de jugarlo todo – es algo que a día de hoy estamos viendo - hay que preguntarse si, a partir de este torneo de Miami, vamos a tener que acostumbrarnos a una nueva era.

En estos momentos, es cuando más conscientes somos de la barbaridad que ha logrado el ‘Big 3’. Con la regularidad por bandera a lo largo de todos estos años, los tres monstruos, sin ellos quererlo, están dejando en muy mal lugar a la nueva generación. Desde 2005, se han disputado 144 torneos de Masters 1000, pues solo en 24 ningún miembro del ‘Big 3’ logró pisar la final. Una auténtica salvajada. Números que van a ser muy complicados de igualar para los llamados a relevarlos. Una promoción que está empezando a sentir una presión a la que, de momento, no puede hacer frente. Y son muy comunes las declaraciones de la ‘Next Gen’ en las que hablan precisamente de eso. Sin ir más lejos, ayer mismo el propio Rublev aseguró que el hecho de jugar el papel de favorito ante Hurkacz no le benefició en absoluto. Más bien todo lo contrario.

El tenis post-Big 3

Lo que de momento está claro es que, cuando no podamos seguir gozando del ‘Big 3’, no hay nadie que prometa ser dominante absoluto del circuito, lo que va a provocar un reparto bastante evidente y equitativo de los títulos a lo largo de las temporadas. Todo va a estar mucho más parejo y deberemos acostumbrarnos a ver muchas caras distintas levantando trofeos. Sin ir más lejos, este Miami Open es la clara prueba de ello: habrá nuevo ganador de Masters 1000.

Parece que el circuito masculino puede ir cogiendo el color del femenino, en cuanto a la gran variedad de alternativas que va a haber para disputarse los títulos, hecho que durante la hegemonía del ‘Big 3’, no ha existido. A pesar de todos los palos que le podamos dar a los integrantes de la ‘Next Gen’ por no llenar el gran vacío que va a dejar el ‘Big 3’, también hay que mencionar que cada vez emergen más tenistas jóvenes con grandes cualidades y con mimbres para hacer grandes carreras: Jannik Sinner, Felix Auger Aliassime, Sebastian Korda, Lorenzo Musetti, los hermanos Cerúndolo, Carlos Alcaraz… Veremos qué nos depara el relevo que, cada día que pasa, es inevitable que esté más cerca.

Comentarios recientes