Arantxa seguirá siendo la única

Han pasado ya 36 años desde que se creara el Miami Open dentro del circuito profesional, un torneo con muchos alicientes para que los tenistas españoles siempre lo quisieran jugar. Por el lugar, por el ambiente, por el idioma, por la temperatura... por lo que fuera, nada de esto ayudó para que la Armada pudiera dejar allí su huella. Muchos lo intentaron, pero todos ellos (Moyá, Nadal, Ferrer, Bruguera, Carla, etc) se quedaron a las puertas. Esta vez fueron Sara Sorribes y Roberto Bautista los que más avanzaron, pero tampoco fue su año. ¿Y entonces quién lo ganó? Solamente una española, solamente ella: Arantxa Sánchez Vicario.

El contraste es tan bestia que la catalana salió campeona de Cayo Vizcaíno hasta en siete ocasiones, dos en individual (1992, 1993) y cinco en dobles (1992, 1995, 1996, 1997 y 2001). En una entrevista con Eurosport publicada este mismo sábado, la ex Nº1 mundial habla sobre un logro que le sigue acompañando con el paso de las décadas. "Me sigo sintiendo orgullosa de haber sido la única española capaz de ganar allí. Es un torneo complicado por el viento y las interrupciones por tormentas tropicales, pero mientras otros se quejaban y estaban molestos, yo me crecía ante las adversidades”, confiesa.

Comentarios recientes