Karatsev y el error que hizo que todo cambiara para él en este 2021

El ruso explica lo ocurrido antes de su llegada a Australia, donde un error le hizo salvarse de una situación que podría haber cambiado su actuación en Melbourne.

Karatsev y el error que hizo que todo cambiara para él en este 2021. Foto: Getty
Karatsev y el error que hizo que todo cambiara para él en este 2021. Foto: Getty

Desde luego, Aslan Karatsev puede decir que está teniendo un 2021 totalmente asombroso. Y también, podría decirse inesperado y con un toque de suerte. Porque en su éxito (ha pasado de ser el 253º del mundo a meterse en el Top 30) también ha influido la diosa fortuna. Un error que una persona cometió y que probablemente hubiera cambiado su historia por completo en este comienzo de año tan descomunal que está teniendo y que le ha cambiado la vida.

Karatsev pasó la qualy del primer Grand Slam de la temporada el pasado mes de enero y la organización le situó dentro de un avión charter desde Doha a Melbourne. Justo en ese avión, viajarían varias personas que a su llegada a Australia darían resultado positivo en Covid-19 y todos los tenistas que estuvieron en ese avión, encararían una dura cuarentena de dos semanas antes de competir en el torneo y alguno, incluso, llegó a contagiarse del virus. Pero, por cosas del destino, tan caprichoso a veces, Karatsev no tomó ese vuelo.

“Yo terminé subiéndome al vuelo seguro”, comenta el ruso en declaraciones recogidas por la ATP. “Yo debería haber estado en el vuelo afectado por el Covid, pero alguien cometió un error. A varios de nosotros, nos metieron en ese vuelo de las 5 de la mañana, que fue justo el que no fue afectado por el Covid. Todo comenzó para mí a partir de ahí”, añade el ruso, celebrando ese pequeño golpe de suerte que le hizo vivir las semanas más locas de su carrera.

Si echas una mirada al Ranking del año, Aslan aparece como número 5, con 1310 puntos ya sumados en lo que llevamos de temporada. Con un juego hecho a medida para la pista dura, a uno se le pasa por la cabeza si no podría clasificarse para las ATP Finals de Turín si sigue jugando a este nivel. “Si hace un tiempo me dicen eso no me lo habría creído. Pensaría que estarían de coña. Nunca sabes cuándo te va a llegar el éxito, pero siempre he creído que llegaría para mí. Yahor, mi entrenador, siempre me dijo que fuera fuerte mentalmente y trabajara mi cuerpo, diciéndome que tenía más nivel que los Challengers. Pero este éxito no viene enseguida. Llevamos 10 años trabajando y hubo muchos altibajos”, comenta Karatsev.

A Aslan le ha cambiado la vida en apenas unas semanas

A su llegada a Melbourne, Karatsev no tenía sponsor de ropa y seguía usando las mismas camisetas Adidas que la marca le dio hacía cinco años. En el vestuario, Mischa Zverev, hermano de Sascha, vio que sus camisetas eran antiguas y le ofreció algunas de las suyas. Fue esas las que usó en el Open de Australia. “Quizá Mischa tenía demasiadas”, comenta Aslan, cuya vida ha cambiado por completo.

Su éxito en Melbourne le ha hecho fichar a un agente, Pierre Christen, que ha manejado la cantidad de sponsors que le ha llovido a Aslan en los últimos tiempos. “Al término del Open de Australia, ya recibimos varias ofertas, pero estamos esperando a recibir algunas todavía mejores”, comenta el agente sobre las marcas de ropa que se interesaron por vestir a Karatsev al enterarse que estaba libre. “Las ofertas serán mejores y él valdrá todavía más si termina el año como Top 10 o Top 20. Han sido unas semanas muy intensas, pero sobre todo aún más desde que ganó el título en Dubái. Creo que había gente que quería ver si podía mantener el nivel del Open de Australia”, agrega.

Aparte de Head, empresa con la que ya tenía un acuerdo antes de explotar por completo en el circuito, Karatsev solo ha firmado con u sponsors más, la marca de cosméticos Guinot, con su marca Mary Cohr. Tanto el ruso como su agente, prefieren esperar a ver cómo avanza su carrera en este 2021 para recibir ofertas mejores de cara al que puede ser un nuevo comienzo en su carrera. Una carrera que despegó gracias a ese error que cometieron al incluirle de forma equivocada en ese otro avión que resultó ser libre de Covid. Porque, como en el tenis, a veces también se necesita un golpe de suerte que complemente al talento.

Comentarios recientes