Naomi Osaka, la sonrisa de una leyenda en ciernes

Desgranamos al detalle el juego y la personalidad de una tenista especial que parece nacida para dominar este deporte en los próximos años.

Naomi Osaka, homenaje campeona Open de Australia 2021. Foto: gettyimages
Naomi Osaka, homenaje campeona Open de Australia 2021. Foto: gettyimages

Un escalofrío recorre el cuerpo de cualquier aficionado al tenis cuando ve jugar a Naomi Osaka y se da cuenta de que reúne todas las características para establecer un auténtico imperio. Si bien es cierto que el tenis femenino está tremendamente igualado y resulta cada vez más complejo mantener la regularidad, si hay alguien que pueda dilapidar récords históricos y convertirse en heredera natural de Serena Williams, esa es la japonesa. Con un carisma desbordante, su dulzura a la hora de hacer declaraciones y cándida timidez con aficionados, rivales y medios de comunicación, solo es comparable con una fiereza competitiva salvaje. Todo eso mostró en este Open de Australia 2021.

A sus 23 años, Naomi parece haber experimentado ya sensaciones que otros deportistas no tienen ni en toda su trayectoria. Campeona precoz venciendo a su referente en su propia casa y en mitad de un ambiente turbulento, dominadora clara en pista rápida merced a su potencia de golpes y habilidad para pasar de la defensa al ataque en un pestañeo, resaca del éxito tras unos meses esplendorosos, ruptura con un entrenador importante como Sascha Bajin, hallazgo de una nueva figura clave en su carrera, como es Wim Fissette, implicación en asuntos sociales por la igualdad racial como hizo en los prolegómenos del US Open 2020 y, por supuesto, crisis existencial absoluta de la que ha emergido con fuerza.

Naomi Osaka ha ganado las cuatro finales de Grand Slam disputadas

Cualquier aficionado español recordará un partido de Fed Cup en el que Naomi se mostró impotente y llegó a llorar en la pista, cayendo ante Sara Sorribes. No se reconocía a sí misma, los nervios la atrapaban, se sentía asfixiada por la presión y fue ahí donde demostró estar llamada a la gloria. "Hubo un partido que cambió mi vida", llegó a señalar durante este Open de Australia 2021 la tenista nipona, haciendo ver a todos que en aquel momento se produjo un click en su cabeza que le hizo ver las cosas desde otra perspectiva y remontar el vuelo. Se ha visto su mejor versión en Melbourne; dilapidando rivales complicadas con enorme suficiencia, sabiendo sufrir para ganar una final anticipada ante Garbiñe Muguruza, eludiendo el miedo escénico al dar una lección de tenis a Serena y cosechando el cuarto triunfo de Grand Slam en su cuarta final disputada.

Naomi Osaka y una profunda reflexión sobre su carrera:

Naomi Osaka y una profunda reflexión sobre su carrera: "Hubo un partido que cambió mi vida"

La japonesa reconoce haber estado obsesionada por imponer respeto con su juego y sus actos, tratando de emular a Serena y Federer, hasta que un día todo cambió.

Seguir leyendo

Solo una mente privilegiada puede mostrarse tan eficaz en partidos cumbre. Su desarrollo físico también es notable; Naomi ha cogido kilos de peso en busca de una mayor potencia de golpes, siempre sin que eso merme su espectacular movilidad de piernas de fondo de pista. Contundente por ambos lados de la pista y muy hábil con su servicio, se observa una evidente progresión en su segundo servicio, así como una notable inteligencia al resto, buscando el cuerpo de la rival para poder meterse en la pista. Lo más increíble y halagüeño para sus intereses es que da la sensación de que tiene margen de mejora. Su sonrisa no puede esconder un hambre voraz por seguir haciendo historia y Naomi Osaka tiene armas suficientes para conseguirlo. ¿Hasta dónde llegará?

Calendario ATP/WTA

Calendario ATP 2021

Comentarios recientes