Vesnina: “Quiero que mi vuelta sea natural, volver a disfrutar”

La rusa, que cumplirá 35 años el próximo verano, habla abiertamente sobre su regreso al circuito. “Tengo la opción de volver, pero tampoco quiero apresurarme”.

Elena Vensnina con un retrato en Indian Wells. Fuente: Getty
Elena Vensnina con un retrato en Indian Wells. Fuente: Getty

La vida de Elena Vesnina cambió para siempre en 2018. La doblista ex número 1 del mundo cerró en aquel Roland Garros una etapa preciosa para abrir otra todavía más especial, la de ser mamá. Dos años después y con la pequeña Elizaveta dando ya sus primeros pasos, la jugadora rusa ha empezado a añorar el tenis, hasta el punto de plantearse un regreso. Con los 34 años encima y el ranking congelado, la medallista olímpica prepara ya su vuelta, aunque todavía sin fijar una fecha exacta. Vesnina divaga sobre todos estos temas en una entrevista con Tennis.com, donde deja la puerta abierta para todo.

Casi tres años alejada del tenis

“Durante mucho tiempo no pensé en volver. Me sentía muy bien en casa, y todavía me siento muy a gusto aquí, realmente no extraño tanto viajar. Ahora mismo estoy tratando de darle a Liza tanto como puedo, quiero enseñarle a tocar el piano y a bailar, para las chicas es especialmente importante llevar el ritmo dentro. Lo próximo quizá ya sea enseñarle a jugar al tenis, aunque primero tendré que ver si le gusta. De ser así, sería muy feliz ayudándole a jugar. Por encima de todo quiero convertirla en una persona valiente y cariñosa, quiero que sea libre, que no tenga miedo de dar un primer paso hacia las cosas, incluso cuando sean cosas difíciles”.

La frase que le hizo reflexionar

“En mi cabeza siempre me quedó grabado el consejo que en su día me dio Andrei Chesnokov: ‘¿Sabes qué, Elena? Dejé de jugar cuando tenía 31 años, pero ahora desearía haber jugado durante más tiempo’. Él se retiró debido a una lesión grave, pero me dijo que hubiera sido mejor intentarlo, mejor eso que no haberlo intentado nunca. Y tiene razón. No quiero sentir esa tristeza más adelante en mi vida, sentir que debía haber vuelto antes, pero quizá sea demasiado tarde”.

Un circuito totalmente renovado

“Han pasado tan solo dos temporadas desde que paré, pero si miro el vestuario ya encuentro caras nuevas, jóvenes contra las que nunca jugué, incluso alguno que ni siquiera conozco. Las juniors ahora son mucho más valiente que nosotras. Cuando entramos en el tour estábamos muy emocionadas de estar con las mejores, teníamos mucho respeto por todos los tenistas y sobre todo las grandes estrellas. Al final, puede que eso no haya sido tan bueno con el paso del tiempo. Es genial ver a jugadores que hace poco eran juniors, como Iga Swiatek, ganando Grand Slams. Es asombroso tener este nivel de jugadoras”.

Sin fecha para la vuelta, pero con intención de volver

“En la situación que estoy ahora puedo elegir los torneos que quiero jugar y los hoteles donde quiero quedarme. No es que vuelva porque tenga que hacerlo, es solo que tengo la opción de volver, pero no me apresuro. Quiero que todo sea natural, que me haga feliz, disfrutar otra vez del tenis, porque todavía lo sigo haciendo. Es como si el tenis nunca se hubiera ido de mí, como si lo hubiera mantenido aquí cerca, conmigo. Es una parte de mi vida que siempre llevaré dentro. Me encantaría enseñarle al mundo y a mi hija lo que sabe hacer mamá, aunque ella ya sabe que su madre está trabajando para volver”.

Comentarios recientes