“Lo primordial es que la situación para los tenistas aislados sea lo más justa posible”

Craig Tiley confirmó que este domingo repartirán material por todas las habitaciones. La decisión de competir a partir del día 31 la tomarán los propios jugadores.

Craig Tiley. Fuente: Getty
Craig Tiley. Fuente: Getty

Después de un sábado de auténtica locura con casi 50 jugadores aislados debido a dos entrenadores que dieron positivo por COVID-19 al aterrizar en Melbourne, un hombre tenía el deber de salir al escenario y dar unas cuantas explicaciones. Ese hombre es Craig Tiley, el hombre al cargo del primer Grand Slam de la temporada. A primera hora, en el informativo 9News Melbourne, el director del Open de Australia dejó constancia de cómo está la situación y cuáles son los pasos que llevarán a cabo para mantener la calma, la burbuja y la justicia entre todos sus participantes.

Dos positivos que lo cambian todo

“Obviamente, no es lo que queríamos que pasara. De momento tenemos 643 tests negativos y, desafortunadamente, dos positivos. Desde un primer momento sabíamos que existían este tipo de riesgos, con esta pandemia nunca puedes dar nada por sentado. Todo el mundo que ha venido a Australia debía complementar un test negativo 72 horas antes de coger el vuelo. Nada más llegar quedarían aislados hasta hacerles un nuevo test, pero siempre supimos que podía pasar algo así”.

47 jugadores aislados durante dos semanas

“Es una infortunio que haya habido dos personas que hayan dado positivo, así que la organización del torneo ha decidido que cualquier persona que viajaba en el mismo avión que esas personas eran contactos cercanos. Debido a esto, todos ellos deberán afrontar las mismas medidas que los dos positivos durante los próximos 14 días. No podrán tener las mismas condiciones que el resto de jugadores a la hora de salir a entrenar”.

La salud por encima de todo

“Los jugadores tenían a su disposición 17 aviones fletados, procedentes de siete países diferentes de todo el mundo. Nos aseguramos de que esos vuelos no sobrepasaran el 25% del aforo total. Sobre todo, en el caso de que una persona o varias en un avión dieran positivo, el primer objetivo fue que el resto no se contagiara. No que no hicieran también una posible cuarentena, sino que no se contagiaran. En segundo lugar, la definición de quién es un contacto cercano y quién no lo es, ha sido una decisión que ha tomado el departamento de salud del Open de Australia. Entre todos haremos lo que sea necesario para mantener sana a toda la comunidad. Lo que ha cambiado estas últimas semanas es la nueva cepa británica del virus, mucho más contagiosa, así que lo último que queremos es entre en nuestro país. Estas condiciones siempre pueden ir variando, pero desde el primer momento en que te montas a un avión existe un riesgo, cada paso conlleva un riesgo en medio de una pandemia. Hasta que no sucede, no conoces el riesgo real. Desafortunadamente estamos en una situación donde no queda otra que tirar hacia delante”.

Especial apoyo a los tenistas perjudicados

“Es una situación durísima, tenemos que hacer todo lo posible para que el horizonte sea lo más justo para todos los jugadores, sobre todo para los que ahora están aislados. La principal razón por la que les hemos hecho venir antes es para tener este margen en caso de que sucediera algo así. En caso de que alguien diera positivo, todavía tendrá entre 8-9 días para preparar el evento. Vamos a centrarnos en dejarles material a todos los jugadores para que puedan ejercitarse de manera correcta en sus habitaciones, eso lo llevaremos a cabo durante el día de hoy, además de seguir vigilando de cerca la situación. El principal objetivo no cambia: que todo el mundo esté sano y que el virus no se descontrole dentro de la burbuja. Hay que estudiar también cómo harán sus entrenamientos todos los jugadores aislados”.

La participación en los torneos previos, en manos de los jugadores

“Ningún jugador está eliminado de los eventos que arrancan el día 31, será una decisión que tomen los propios jugadores según la preparación que piensen que necesitan. Obviamente, sabemos que estando aislados no podrán llegar a la misma preparación que estando en pista, así que ellos mismos tomarán la decisión entre hoy y mañana. De momento vamos a ver cómo evoluciona todo y ya estudiaremos si tenemos que reajustar o no el calendario. Insisto, lo primordial ahora es hacer que la situación para los tenistas aislados sea lo más justa posible. No es el horizonte ideal, pero a nosotros nos toca el papel de mantener a toda la comunidad sana y salva. Nos hemos comprometido para esta causa, queremos protegerles por encima de todo”.

El torneo sigue en marcha… ¡y con público!

“La situación es la que es, vamos a controlarla lo mejor que podamos para que el torneo siga adelante. No vamos a cambiar las fechas del torneo, el lunes 8 comenzamos. Ya está en marcha la venta de entradas para que pueda acudir el 50% del público y que puedan disfrutar de un tenis excepcional durante esas dos semanas”.

Comentarios recientes