Juan Carlos Ferrero: "Hay que ir con calma y transmitírselo a Carlos"

Entrevistamos a Ferrero, entrenador de Alcaraz. "Disfrutaremos ese primer partido de Grand Slam pero lo plantearemos con intención de ganarlo", señala.

Juan Carlos Ferrero: "Hay que ir con calma y transmitírselo a Carlos". Foto: Equelite
Juan Carlos Ferrero: "Hay que ir con calma y transmitírselo a Carlos". Foto: Equelite

En el día de ayer, Carlos Alcaraz se erigió como uno de los grandes protagonistas de los medios de tenis en nuestro país al consumar su clasificación al cuadro final del Open de Australia 2021 con tan solo 17 años. El murciano superó la fase previa y se convirtió en el primer tenista nacido en 2003 que jugará un torneo de Grand Slam.

Carlos podrá vivir la magia de las primeras veces en un torneo de este calibre en un momento que seguro no olvidará jamás en su vida. Tras calmar un poco la resaca de lo logrado, Juan Carlos Ferrero, su entrenador, nos atiende personalmente desde Doha, lugar donde se ha celebrado la qualy, para comentarnos cómo están viviendo este momento tan especial para ellos.

“Estamos muy contentos. Haber empezado el año con buen pie es muy positivo. Todos los rivales a este nivel son muy complicados y hemos pasado momentos bastante difíciles. El haber sacado adelante esas situaciones nos da más moral para afrontar el primer Grand Slam de la carrera de Carlos con muchas más ganas todavía”, nos empieza diciendo el técnico, que destaca lo difícil que ha sido pasar esta fase previa a pesar de que Alcaraz solo ha perdido un set en los tres partidos disputados.

“Veníamos con expectativas de pasar la fase previa pero todos los partidos a este nivel son muy complicados. Podríamos haber caído en el primer encuentro, donde estuvimos set abajo o en el segundo, en los tiebreaks, pero Carlos supo imponerse a su rival en esos momentos de tensión. Ese primer set lo perdió tras cuatro set balls. Lo más importante es que supo reponerse a esos nervios y a partir de ahí ha ido soltándose. Me ha gustado mucho cómo jugó el último partido, jugando suelto y atacando bastante sin dar opción a Dellien. Empezar así el año es una gran noticia”, continúa.

2020 fue un año inusual para todos. Los meses de cuarentena frenó el progreso de muchos jóvenes ante la falta de torneos. A pesar de eso, Alcaraz fue capaz de terminar el año ganando tres torneos Challengers a sus 17 años, algo que solo Gasquet lo hizo con menos edad que él. “Carlos está logrando muchos récords de precocidad pero estoy convencido de que si el año pasado hubiera sido un año normal, habría alcanzado los cuadros de Grand Slam sin tener que vencer en la previa, que siempre es difícil. Haber pasado esta qualy será algo muy positivo para su moral”, explica.

Lo ocurrido en París, hace unos meses, sirvió de aprendizaje

Es inevitable pensar en lo ocurrido en el anterior Roland Garros. Allí, Carlos llegaba con la ilusión y las ganas de jugar su primer grande pero cayó en la fase previa a las primeras de cambio. Lejos de venirse abajo, el de El Palmar se tomó la derrota con personalidad y usó aquello como aprendizaje para seguir trabajando. “Todo lo que hacemos, es para sumar. Sin duda, aquella experiencia le ayudó para afrontar mejor los puntos importantes en los partidos de esta semana. La experiencia ayuda mucho a gestionar partidos duros y de tanta presión como la qualy de un Grand Slam”, señala Juan Carlos.

Como mencionábamos antes, Carlos se convertía así en el primer tenista nacido en 2003 que disputa el cuadro final de un Slam. Ya es mucho el ruido que comienza a generar su nombre y empieza a ser habitual verle en portadas de periódicos, como es el caso de hoy tras lo logrado ayer. No debe ser fácil mantener los pies en el suelo para alguien de su edad pero Carlos tiene un gran entorno a su alrededor que sabe mantenerle centrado en el camino a seguir. “Lograr todas esas cosas está muy bien pero esos no son nuestros objetivos. Hay que ir con calma y transmitírselo a él. Nosotros no buscamos récords de precocidad sino seguir mejorando para poder llegar a competir contra los mejores”, apunta Ferrero.

Ahora, toca organizar el calendario más próximo con la cuarentena obligatoria en Melbourne y la programación de los distintos entrenamientos para llegar con la mayor de las garantías al Open de Australia 2021. “Tenemos que planificar rápidamente los entrenamientos y la cuarentena en Australia ya que es algo inusual. Van a ser 15 días muy raros y va a ser muy importante llegar lo más fresco de cabeza posible al torneo”.

Sin ningún deseo a la hora de elegir rival en primera ronda

Ahora, toca disfrutar lo conseguido. No todos los días se llega al main draw de un Grand Slam pero tanto Carlos como su entrenador llegan con ganas de seguir sumando victorias. “Por supuesto que vamos a disfrutar de ese primer partido de Grand Slam pero vamos a plantearlo con la intención de ganarlo”, señala un Ferrero que no se decanta por ningún rival en concreto para esa primera ronda. “El rival que nos toque va a ser más que bienvenido puesto que trabajamos para poder jugar estos torneos y competir contra estos jugadores. Será una gran experiencia para Carlos, nos toque un Top 10 o un Top 50”, concluye.

Comentarios recientes