Carlos Alcaraz se gana su plaza en el cuadro final del Open de Australia 2021

El joven español se deshizo de Dellien, su último escollo en la fase previa del Open de Australia 2021, y debutará en cuadro final de un Grand Slam como menor de edad.

Carlos Alcaraz, clasificado Open de Australia 2021. Foto: gettyimages
Carlos Alcaraz, clasificado Open de Australia 2021. Foto: gettyimages

Pasar una fase previa de Grand Slam entraña una enorme complejidad siempre, en cualquier circunstancia, pero hacerlo además en una burbuja sanitaria y un emplazamiento diferente al habitual adquiere un mérito superior. Los adjetivos empiezan a acabarse si a todo eso, se suma el hecho de lograrlo siendo menor de edad. Carlos Alcaraz ha encontrado un nuevo punto de inflexión en su carrera deportiva, uno de esos momentos que quizá se recuerden con el discurrir de los años como la lanzadera hacia algo importante. El murciano disputará el cuadro final del Open de Australia 2021 por méritos propios tras una qualy enormemente exigente y en la que puso de manifiesto su infinito potencial.

Carlos Alcaraz se convierte en el primer jugador nacido en 2003 que disputará un cuadro final de Grand Slam

Se deshizo en la tercera y última ronda de un jugador con experiencia, que ha llegado a ser 72 del mundo y que sabe lo que es disputar torneos de Grand Slam, como es Hugo Dellien. El pupilo de Juan Carlos Ferrero salió muy reforzado moralmente de sus dos encuentros previos, en los que superó momentos difíciles y supo controlar unos nervios que le dominaron a él hace unos meses en París, en la que fue su primera comparecencia en la fase previa de un torneo de esta envergadura. Con un tenis tan efectivo como preciosista, cambiando alturas y efectos, buscando ser dominador y ejecutando dejadas con una clarividencia fuera de lo habitual, Alcaraz ganó 6-2 6-3 y cosecha un premio que llega mucho antes de lo esperado.

Los últimos talentos precoces no consiguieron pasar una fase previa antes de los 18 años

Y es que pasar una fase previa de Grand Slam con 17 años no es nada habitual. De hecho, en los últimos tiempos las apariciones de jóvenes promesas se fundamentan más en invitaciones recibidas por la organización del torneo que en qualies superadas. Prueba de ello es que talento precoces como Stefanos Tsitsipas, Alexander Zverev, Félix Auger-Aliassime, Denis Shapovalov o Jannik Sinner (este último al límite) no pasaron una fase previa de Grand Slams hasta haber cumplido los 18 años. Este dato sitúa a Carlos Alcaraz en un contexto enormemente prometedor y que no se puede ignorar, por mucho que convenga ir con pies de plomo. El resultado y, sobre todo, las sensaciones mostradas por el español, son un aval muy relevante de cara a lo que puede ser capaz de hacer ya a corto plazo.

Comentarios recientes