Andy Murray y la necesidad de justificar su WC en el Open de Australia 2021

El británico tiene que dar una imagen radicalmente distinta a la ofrecida en París si quiere reengancharse a la élite y hacer valer la invitación recibida.

Andy Murray, expectativas en Open de Australia 2021. Foto: gettyimages
Andy Murray, expectativas en Open de Australia 2021. Foto: gettyimages

Si algo enseña el deporte es que no se puede vivir eternamente del pasado. Andy Murray está recibiendo el crédito y la confianza que merece por todo lo que consiguió en el pasado y por su tenacidad incólume a la hora de volver a las pistas tras su grave lesión de cadera. Las constantes invitaciones a torneos que recibe el escocés, aún fuera del top-100, son el reflejo de ello, pero llegará un momento en que no se puedan postergar más si su rendimiento es similar al que ofreció en Roland Garros 2020. Y es que con el de Dunblane el morbo de ver a un número 1 empeñado en reverdecer laureles ya es en sí un caramelo para los organizadores de cualquier torneo, pero ¿y si su nivel de tenis sigue sin acompañar? El Open de Australia 2021 se erige en un ultimátum para Andy en este y otros sentidos.

Y es que hace dos años el maestro parecía dar su última lección en Melbourne, cayendo ante Roberto Bautista en cinco mangas. En una de las ruedas de prensa más dolorosas y surrealistas que se hayan visto nunca en la historia del tenis, Murray amagaba una retirada, ponía de relieve su enorme sufrimiento por no poder competir como a él le gustaría y parecía buscar en los flashes una revelación de qué era lo que tenía que hacer. Nunca quiso retirarse del tenis profesional y esa maniobra se erigió en una especie de simulacro que no hizo más que relevarle una verdad suprema: su infinito amor por el tenis. Desde ese momento, Andy ha tenido destellos de esperanza, pero también sufrió una y otra vez nuevas lesiones y desilusiones.

Mats Wilander ya criticó hace meses que Andy Murray siga recibiendo invitaciones

Regresará con una wildcard al lugar que le ha visto disputar cinco finales, pero también al que a punto estuvo de presenciar su último partido como profesional. No convendría banalizar la importancia del torneo para el escocés en lo que a sus aspiraciones de regreso se refiere. Algo parecido a lo que se vio en el US Open y en París podrían generar un poso de desconfianza y dudas difíciles de rebatir, teniendo en cuenta que está teniendo mucho tiempo para preparar la cita. Su rendimiento en el torneo de exhibición Battle of Britts resultó alentador, pero es en el Open de Australia 2021 donde Andy Murray podría encontrar la lanzadera hacia la recuperación definitiva o el pozo sin fondo en el que sumirse sin ningún asidero a la vista.

Comentarios recientes