Dominic Thiem y Gunter Bresnik llegan a un acuerdo en su batalla en los tribunales

El exentrenador del actual campeón del Us Open demandó a su antiguo pupilo por una cantidad cercana a los 450,000 euros.

Dominic Thiem y Gunter Bresnik. Fuente: Getty
Dominic Thiem y Gunter Bresnik. Fuente: Getty

Dominic Thiem tendrá tareas que atender antes de que haga su primera aparición en el circuito la próxima temporada. Parece que el caos que concierne al circuito ATP también se da en la vida extradeportiva de muchos de los jugadores. El final del 2020 dejó una victoria en los tribunales de Alexander Zverev, inmerso en un tira y afloja con su antigua agencia de representación del que salió con un acuerdo muy beneficioso. Ahora, otro de los protagonistas del circuito tendrá que pisar el mismo escenario en un caso que presenta algunas similitudes.

Una de ellas es que la otra persona involucrada es alguien que también formó parte de la vida del jugador en cuestión. Es Gunter Bresnik, el exentrenador de Dominic. Ambos llegaron a ser uña y carne, pero sus caminos se separaron. Desde entonces comenzó un cruce de declaraciones en el que aparecieron también actores secundarios como el padre de Thiem. El antiguo maestro del actual campeón del Us Open fue tremendamente crítico con las acciones de Thiem, pero parecía que las aguas habían terminado por calmarse. Hasta ahora.

Y es que Bresnik ha decidido demandar a Dominic por la astronómica cantidad de 450,000 euros, como informa Spox. No es algo nuevo, de hecho: ambos se vieron las caras en el juicio durante el día de hoy, un día movido para Thiem. ¿El motivo de la denuncia? Gunter reclamaba ese dinero en referencia a lo ganado por Thiem en el primer trimestre de la actual temporada, por contratos y patrocinios cerrados cuando él era aún el mánager del austriaco.

Parece ser que tras la separación en la relación contractual, Bresnik recibió una cantidad cercana a los 12 millones de euros, pidiendo un 30% de las ganancias de Dominic en diversos patrocinios en los que él hubiese participado tiempo después. Lo que ofrecieron Herwig Straka (actual mánager de Thiem) y su pupilo era o bien un pago al contado de dos millones de euros, o un 10% de dichos acuerdos de patrocinio. Bresnik rechazó convencido estas dos propuestas, y tiempo después ambos se han vuelto a ver las caras en los tribunales.

Eso sí, ambas partes consiguieron llegar a un acuerdo. Tanto Bresnik como Thiem entablarán conversaciones con un mediador judicial de por medio, con el objetivo de poder solucionar este entuerto y encontrar un acuerdo que satisfaga a ambas partes. Todo este proceso, que si llega a buen puerto acabaría con el proceso fuera de los tribunales, comenzaría a finales de febrero... justo después del Open de Australia. Veremos hasta qué punto será posible conseguirlo y veremos cómo afecta todo esto al rendimiento de Thiem en el primer Grand Slam del año.

Comentarios recientes