El futuro de la WTA sigue pasando por China

El CEO de la WTA, Steve Simon, vuelve a pronunciarse y asegura que existe un "plan de contingencias" que asegura un calendario completo para 2021.

Barty, con el título de campeona en las WTA Finals de Shenzhen. Fuente: Getty
Barty, con el título de campeona en las WTA Finals de Shenzhen. Fuente: Getty

La WTA no quiere cometer el mismo error de 2020. El máximo organismo responsable del tenis femenino ya trabaja a contrarreloj para asegurar un calendario de 55 semanas. Ni más ni menos. El mismo número de semanas que corresponden a un calendario normal. En época de COVID, con un virus que no se irá a ningún lado en los próximos meses, a buen seguro que el adjetivo optimista se queda corto para describir lo que pretende Steve Simon.

Eso sí: el CEO de la WTA se muestra convencido de ello. Steve habló con Reuters y confirmó que la suspensión de torneos es algo que, en esta ocasión, no pasa por su cabeza. "Para el año 2021 estamos planeando nuestro calendario de manera completa, con una gran cantidad de eventos que se moverán entre los 53 y 55 torneos al año". Recordemos que en la temporada 2020, mientras la ATP sacó la cabeza y salvó gran parte de la temporada con un calendario completo desde la vuelta del tenis, la WTA no pudo asegurar la continuidad del circuito tras la suspensión de los torneos asiáticos.

Está claro que los números de la pandemia son a día de hoy muy diferentes, pero el plan sigue siendo pasar por China. El gigante seguirá teniendo una importancia capital para el cuerpo gobernante, más allá de la amenaza real y las estrictas medidas a nivel internacional que su gobierno ha planteado siempre. Steve afirmó que la WTA mantiene a día de hoy una 'posición fuerte' en el mercado, una posición capaz de mantener su masa de patrocinadores y asegurar tenis en todos los rincones del planeta.

"Ahora tenemos la capacidad de preveer a qué nos enfrentamos. El plan de contingencia estará preparado, cosas de las que no disponíamos en 2020. En cuanto a China, tenemos confianza en que podremos volver allí según todo lo que hemos oído. Este plan de contingencia nos permitirá acabar el año en Asia a nuestra manera tradicional". La seguridad que desprende Steve, desde luego, contrasta en la actualidad con las prisas y dudas dentro del seno de la ATP, que rema a la desesperada para salvar a muchos de los torneos de los estragos causados por el cambio de fecha del Open de Australia 2021.

Precisamente de la ATP también habló Simon. El mandatario hizo referencia al nuevo cambio de logo y denominación de los torneos del circuito femenino, cuyo deseo es el de crear una marca más reconocible al lado del circuito masculino. "Creo que la WTA debe cerrar filas, y al igual que eso debe pasar, nuestro deporte tiene que mantenerse unido. Estamos trabajando juntos como nunca había pasado antes, y solamente pueden salir cosas positivas de ahí".

Entre los planes de futuro del mandamás estadounidense se encuentran una especie de ATP Cup versión femenina o un canal o servicio de televisión que aúne a los dos circuitos. Mientras tanto, eso sí, la WTA se centra en lidiar con la maldita pandemia. Su futuro no quiere volver a verse envuelto en una nube de polémica y aislamiento, y en ello trabaja todo el circuito.

Comentarios recientes