AO 2021: Craig Tiley confirma todos los detalles

Craig Tiley, director del Open de Australia, salió a confirmar todos los detalles referentes al evento. El torneo empezará de manera oficial el 8 de febrero.

Rod Laver Arena. Fuente: Getty
Rod Laver Arena. Fuente: Getty

Anoche L’Equipe filtraba unas informaciones capitales acerca del próximo Open de Australia, detallando sus fechas, las normas de su cuarentena y otros factores que afectarán al primer Grand Slam de la temporada 2021. Pues bien, hoy hemos amanecido con la confirmación de la mayoría de estas ideas por parte del director del torneo, Craig Tiley, quien seguramente habrá visto correr la liebre y no haya tenido más remedio que salir ahí fuera a subrayarlo todo. En una comunicado amparado por el portal The Age, se pone fin a todas las dudas referentes al evento, empezando por su día de comienzo: 8 de febrero.

Además de esto, los jugadores podrán entrenar durante la cuarentena obligatoria de 14 días que deberán cumplir al llegar al estado de Victoria, pero solamente después de dar negativo por COVID-19 en el segundo día de aislamiento. Las pruebas se realizarán en la habitación del hotel de cada jugador los días 1, 3, 7, 10 y 14. Por lo tanto, los tenistas tendrán la opción de llegar en vuelos fletados entre el 15 y el 17 de enero, aunque la cuarentena no empezaría hasta que llegara el último tenista que compita en el cuadro.

“Ha tomado mucho tiempo, pero la buena noticia es que finalmente podremos llevar a cabo el evento a partir del 8 de febrero”, celebró Tiley, quien también confirmó que Tennis Australia pagará los vuelos chárter, los costos de la cuarentena de los jugadores, el de sus equipos, las comidas y el alojamiento. También descubrió que el prize money del torneo será un total de $71M, aunque todavía está tratando de aumentar un poco más la recompensa por jugar las primeras rondas.

En cuanto al COVID-19, una vez que todos los involucrados hayan dado negativo tras el primer día de aislamiento, se les permitirá entrenar con otro jugador desde el segundo día al séptimo. A partir del octavo día y, después de tres pruebas negativas, los jugadores podrán practicar en grupos de hasta cuatro jugadores. En los entrenamientos, eso sí, solo podrá estar un entrenador con el jugador. Respecto a la libertad, los tenistas podrán salir de sus habitaciones un máximo de cinco horas al día: dos horas en pista, dos en el gimnasio y una para comer. Los movimientos se limitarán entre Melbourne Park y el Albert Reserve Tennis Centre.

Esto es todo en un principio, aunque las autoridades australianas siguen todavía estudiando cada detalle y subrayando la preocupación que tienen de que jugadores extranjeros no traigan el virus desde fuera. Son los riesgos que tiene elaborar un torneo mundial de este calibre, con los mejores deportistas del planeta confluyendo en un mismo lugar con la pandemia todavía alerta. De momento y, pese a los peligros que conlleva, parece que Tennis Australia ya ha dado con la tecla para rescatar esta primera gran parada del calendario.

Comentarios recientes