“No olvidemos que tanto Sinner como Musetti son niños que compiten entre adultos”

Simone Tartarini, entrenador de Lorenzo Musetti, analiza la gran temporada del italiano y cuenta alguna anécdota vivida en este año de explosión y reconocimiento.

Lorenzo Musetti. Fuente Getty
Lorenzo Musetti. Fuente Getty

Dentro de un año complicado para todo el mundo, el circuito masculino ha vuelto a confirmar que el talento joven no entiende de pandemias, siempre aparece. Uno de esos nombres propios que se han destapado como candidato a ser una estrella del mañana es Lorenzo Musetti, italiano de 18 años que arrancó el curso siendo 360º del ranking y lo termina siendo 128º de la clasificación. Este ascenso no hubiera sido posible sin la mano de su entrenador, Simone Tartarini, al que han entrevistado en Ubittenis para conocer un poco mejor su evolución. Destacamos aquí lo más interesante.

- Influencia del COVID-19

“En octubre di positivo, inmediatamente después del torneo de Cerdeña. No tenía ningún síntoma, de hecho di tres veces negativo después de la cuarentena, así que retomé rápido mis actividades, quizá con demasiado entusiasmo. A los pocos días me dio tos y descubrí que tengo neumonía, pero no es grave, de lo contrario hubiéramos hecho esta entrevista desde el hospital. Ahora estoy curado, pero fue una experiencia muy desagradable que no se la deseo a nadie”.

- Balance del 2020

“Ha sido una temporada inolvidable. Levantó en Forli su primer título Challenger jugando a un nivel muy alto, obtuvo muchas victorias ante jugadores del top100, luego vino la increíble semana en Roma con triunfos ante Wawrinka y Nishikori, las semifinales en Cerdeña, el increíble ascenso en la clasificación, etc. Realmente no es necesario que diga lo que orgulloso que me siento”.

- Pretemporada en marcha

“Lorenzo ha llegado destrozado a este final de temporada, así que nos tomamos una semana libre. Yo en Spezia y él en Francia, podemos llamarlo vacaciones de estudio, ya que tiene que estudiar estos días para obtener su carné de conducir. Luego hará algunas sesiones dobles de físico, por la mañana y por la tarde. La semana que viene las iremos integrando con sesiones en pista, así es el programa de competición. Todavía no sabemos nada acerca de las fechas del Open de Australia, suponiendo que se celebre nosotros estaríamos en la fase previa. También existe la posibilidad de que nos den una WC, ya veremos”.

- El descubrimiento de Musetti

“Rápidamente tuve claro que tenía una destreza con la raqueta diferente a los demás, era impresionante. Desde el punto de vista motor ya no fue tan rápido. De hecho, si le quitabas la raqueta se sentía un poco incómodo. Un ejemplo: una vez fuimos al mar y le costaba una barbaridad caminar sobre las rocas. Ahora ha mejorado mucho, pero todavía tiene trabajo por delante. No olvidemos que tanto él como Sinner todavía son niños que compiten entre adultos. Consiguen estar ahí porque tienen un excelente nivel de juego, pero eso no significa que no necesiten tiempo para reestructurarse”.

- Su golpe capital, el revés a una mano

“A los ocho años, Lorenzo ya jugaba con revés a una mano. Tenía mucha destreza, pero poca fuerza, a diferencia de los niños que juegan con revés a una mano. Usaba solo la espalda, casi nunca explotaba la diagonal, se limitaba a buscar la línea, así que tuvimos que cambiar el grip y la apertura de tiro. En el tenis moderno los apoyos son fundamentales, el jugador necesita golpear siempre en equilibrio. Con la derecha, por ejemplo, Lorenzo todavía sigue luchando por llegar con el apoyo adecuado, a veces llega con los pies demasiado cerca. Esto también lo estamos trabajando”.

- La fama tras el éxito

“Me llaman de todo el mundo para que vaya con ellos, como si pudiera convertir a cualquier niño en un campeón solamente con ponerle las manos encima. Soy un entrenador normal, aunque muchos padres puedan pensar que lo que hice con Lorenzo lo puedo repetir con sus hijos. Sí que estoy interesado en ver florecer nuevos talentos, por eso algunas semanas recibo las visitas de jugadores con su entrenador y así descubrir proyectos prometedores. Hacemos un análisis de la situación, hablamos y les damos consejos. Luego les sigo por internet para ver lo que van haciendo”.

- Una bronca como punto de inflexión

“Lorenzo está entrenando para eso, sabe que mis enfados nunca están relacionados con un resultado, sino con la actitud. De hecho, toda la mejora que hicimos en los últimos meses no fue técnica, sino mental, relacionada con la actitud y el control emocional. Una semana me enfadé porque llevaba sin entrenarle 12 días y él me decía que todo estaba bien, que le estaba pegando bien a la bola. Pasó la primera ronda jugando mal y al día siguiente, ya estando yo presente, me di cuenta que no tenía ninguna intensidad, parecía un zombi. A la primera dificultad que tuvo, desapareció. Él sabía que se merecía esa reprimenda”.

- El dinero, importante pero no vital

“No estoy muy encariñado con el dinero, de lo contrario hubiera optado por otro trabajo. Por poner un ejemplo, después de una clase privada no pagada, me costaba reaccionar, me daba vergüenza decir nada. Lorenzo es muy parecido, aunque todavía es joven y podría cambiar. Sus padres y yo queremos empoderarlo, debe entender cómo funciona este mundo y los intereses que hay en juego. Actualmente él confía ciegamente en mí y sus padres, siempre nos consulta, pero ahora que ha alcanzado la mayoría de edad quiero que lo comprenda todo”.

- Residencia en Montecarlo desde este año

“Fue una elección técnica, más que económica. Los padres no querían hacerlo, son personas de principios muy marcados, ni siquiera yo estaba convencido. Pero era evidente que Lorenzo no podía ir solo, dependía de mí. Considerando los pros y los contras, tomamos la decisión. Esa decisión también ha cambiado mi vida. Para Lorenzo es como ser un estudiante fuera de la escuela, una nueva aventura, vivir solo en casa. En este caso, yo soy su compañero de piso en esta universidad”.

Calendario ATP/WTA

Calendario ATP 2021

Comentarios recientes