"No es fácil trabajar con Dayana, fuera de la pista exige la atención apropiada"

El padre de Yastremska explica su separación profesional con Sascha Bajin y reflexiona sobre el volcánico carácter de su hija.

Dayana Yastremska. Fuente: Getty
Dayana Yastremska. Fuente: Getty

Dayana Yastremska se ganó en poco tiempo ser una de las sensaciones del circuito WTA. Su 2020, sin embargo, ha quedado eclipsado por el surgimiento de otras jóvenes que se han mantenido más centradas y maduras ante todo lo que pasaba a su alrededor. Era imposible controlar las circunstancias que pasaban fuera de la pista, y el tenis de la ucraniana se hizo pequeño en un año en el que, además, tuvo que vivir con episodios extraños fuera de la pista.

Uno de ellos fue el repentino despido de Sascha Bajin, que pudo ser propiciado por algo tan simple... como un tweet. Sí, el entrenador de Yastremska felicitó a su oponente, Naomi Osaka, que la derrotó por 6-3 y 6-1 en el torneo de Cincinnati. Un gesto tan simple, que suele interpretarse de forma deportiva, ocasionó algunos problemas para la pupila de Bajin. "Pensaba que siempre soy para ti la mejor jugadora sobre la pista, gane o pierda", le espetó por la red social a su entrenador después de que este felicitase a Osaka usando estos términos.

En fin, el culebrón acabó en ruptura y pasó a ser una curiosa anécdota que refleja en cierto modo el carácter de Yastremska. Esto es algo que reconoce todo el mundo, incluido su propio padre, Alexander. En declaraciones a BTU, el cabeza de familia reflexionó sobre la personalidad de Dayana y reconoció que no es nada fácil de llevar. "No es nada fácil trabajar con Dayana, tiene una personalidad complicada. Los vínculos dentro y fuera de la pista son muy importantes para ella.

Llegó en un momento en el que se dio cuenta que nada bueno podía salir de esa relación. Dayana es mandona, exige la atención necesaria. Por ejemplo, la felicitación de Bajin a Osaka: es una historia graciosa pero con un final triste (risas)". Además, se refirió a un año 2020 nada fácil para la tenista ucraniana, en el que todo parecía torcerse ya desde el inicio. Ni tan siquiera la presencia de Sascha en el equipo pudo salvar el desastre.

"Nada ha funcionado para Dayana. Ni tan siquiera la final en un Premier, en Adelaida, importa. Bajin es un muy buen entrenador, ayuda mucho, pero nos dimos cuenta de que no era para nosotros. No veo a esta relación como un error para ella, simplemente fue una experiencia más, aunque tampoco le saco ventajas. Todo el mundo simplemente se fija en lo bien que juegas y en los resultados que tienes. La gente empezó a quejarse de por qué Dayana tuvo resultados tan pobres a partir de Roland Garros, pero ellos no saben que fue un momento muy duro para su madre". ¿A qué se refiere Alexander?

"Antes de la primera ronda tuvo un desprendimiento de retina. Tuvo que sufrir tres operaciones en Paris y dos más en casa. A día de hoy todo está bien, pero en aquel momento Dayana estaba rota mentalmente". Con la alegría y el alivio de saber que los peores momentos ya han pasado, el padre de Yastremska mira al futuro con optimismo, consciente de que 2021 será a buen seguro una mejor temporada para su hija.

"Ahora tenemos un nuevo equipo muy positivo y comprometido. Eso es clave para nosotros. No hay ninguna necesidad de presumir de los éxitos. Los resultados llegarán, solo el tiempo decidirá. Nuestro foco está en la pretemporada, en trabajar duro. Espero que en estos tiempos tan comprometidos la WTA encuentre soluciones para disputar el máximo de torneos posibles. Nuestro trabajo es mantenernos sanos y tener paciencia. Estoy seguro de que nuestro momento llegará".

Comentarios recientes