Gonçalo Oliveira y un claro candidato a error del año en el tenis masculino

Gonçalo Oliveira pasó por uno de esos momentos que ningún tenista quiere experimentar: el fallo clamoroso. Sin embargo, lo que le ocurrió al portugués fue doblemente doloroso porque la pelota que tuvo a medio metro de la red significaba la rotura y el posterior juego al saque para ganar su partido ante Celikbilek, en el Challenger de Maia. El destino, minutos después, le deparó una dura derrota en el tie break del tercer set.

Comentarios recientes