Haddad Maia, revolución en tiempo récord

Tras su sanción por dopaje, la brasileña regresó a la competición en agosto para levantar cuatro títulos y firmar un balance de 27 victorias y solo dos derrotas.

Beatriz Haddad Maia en su última participación en Wimbledon. Fuente: Getty
Beatriz Haddad Maia en su última participación en Wimbledon. Fuente: Getty

Empezar de cero nunca es fácil en ninguna circunstancia, pero es mucho más complicado cuando ya sabes lo difícil que es llegar arriba. A Beatriz Haddad Maia le tocó pasar de nuevo por ese aro tras recibir una sanción por dopaje de un año de duración. La brasileña estuvo sin competir desde el verano de 2019 hasta el verano de 2020. Cuando volvió, por suerte para ella, el talento seguía ahí, por eso ha firmado 27 victorias y dos derrotas en seis torneos disputados. En total, cuatro títulos, una final y una semifinal, todo en eventos de categoría ITF. Esta semana la de Sao Paulo ofreció una entrevista en la web de la Billie Jean King Cup para explicar todo este proceso. Un tremendo ejemplo de superación.

- Regreso a la competición

“Sinceramente, no creía que conseguiría tantas victorias desde el inicio, pero sí tenía claro que iba a ser una vuelta diferente, estaba convencida de dejarlo todo para conseguir resultados positivos. Lo más raro fue verme en los partidos después de tantos meses, saber dónde ubicarme a la hora de recibir, dónde sentarme cuando entraba a la cancha. Por suerte agarré rápidamente el ritmo de competición, a la cuarta semana ya empezaba a ser más agresiva, intentaba tomar la pelota cuando subía, siempre buscaba mejorar”.

- Resultados inmediatos

“Nunca pensé en alcanzar un ranking determinado, o en sumar un número de victorias en particular, solamente veía lo afortunada que era de volver a jugar, de tener esa energía necesaria para competir. La Federación Portuguesa me ayudó con invitaciones por un convenio que tiene con la Confederación de mi país, así que eso también me facilitó mucho las cosas. Tuve la oportunidad y la aproveché, fui campeona en Montemor, Santarem, Porto y Funchal, además de finalista en Figueira da Foz y semifinalista en otro certamen realizado en Porto. Gané 55 sets y sólo cedí nueve”.

- Experiencia con la pandemia

“La mayoría de la gente estaba muy insegura con el tema del COVID, lo que tenemos ahora es un nuevo mundo, pero reconozco que fue todo un poco loco. Cuando apareció la pandemia yo estuve en casa, no tuve que parar de un día para el otro como le pasó a los demás. Cuando fui al centro donde entrenamos en Portugal ya estaba tranquila porque allí contamos con todas las herramientas de sanidad necesarias y los controles permanentes”.

- El sueño de regresar al top100

“El top100 siempre fue un sueño, incluso llegar un poco más alto también, por supuesto. Espero que en poco tiempo pueda estar ahí y acompañar a Nadia (Podoroska), me encantaría. Nadia está ahí para demostrar que las tenistas sudamericanas tenemos condiciones para ser protagonistas, para reflejar que el trabajo duro siempre da premio. Podoroska es extraordinaria como persona y como jugadora no hay ningún tipo de debate, ya lo ha demostrado. Es muy competitiva, pero nos llevamos muy bien".

Comentarios recientes