“Puse el tenis por encima de todo”

Leylah Fernandez cuenta en Behind the Racquet sus orígenes en el tenis. Con tan solo 18 años, la canadiense ya habla de planes de futuro al final de su carrera.

 

Leylah Fernandez en Roland Garros. Fuente: Getty
Leylah Fernandez en Roland Garros. Fuente: Getty

El camino hasta el top100 no es para todos igual. Allí donde hay muchos que se llevan varios años para lograrlo, los hay otros que apenas tienen que esperar para alcanzarlo. Leylah Fernandez pertenece al segundo grupo, habiendo cerrado el curso 2020 en el puesto #88 de la clasificación con tan solo 18 años. La canadiense apunta a ser una jugadora de renombre de cara al futuro, aunque de momento solo podemos contar su historia hasta este punto. Bueno, mejor que la cuente ella. Gracias al blog Behind the Racquet volvemos a tener un relato en primera persona de una mujer que siempre apostó por el tenis, aunque sabe que existen cosas mucho más allá de la competición.

Empecé a jugar al tenis como si fuera una actividad de ocio. Cuando cumplí 10 años, decidí empezar a competir y convertirme en profesional. Mi padre siempre fue mi entrenador, aunque para él todo este mundo del tenis era nuevo, ya que él era futbolista, así que optó por rodearnos de otros entrenadores que compartían nuestra filosofía, nuestro estilo y nuestro juego. Nunca sentí la presión de mi padre a la hora de jugar o cuando tocaba realizar otro deporte, realmente nunca sentí presión en ningún aspecto de la vida. Él me dio luz verde para tomar mis propias decisiones, además de presentarme muchas actividades necesarias”

“Jugué al béisbol, al fútbol, al voleibol, incluso llegué a correr en pista. Sin embargo, algo dentro de mí amaba el tenis por encima de todas las otras disciplinas, así que cuando descubrí que existían los Grand Slams Juniors, rápidamente me puse el objetivo de ganar uno. El año pasado, en 2019, llegué a la final del Open de Australia Junior, pero salí muy decepcionada por salir derrotada. Unos meses después gané Roland Garros Junior y me convertí en la primera tenista canadiense en los últimos siete años en levantar un Grand Slam Junior”

“Esta temporada ha sido completamente diferente, ya que aposté por disputar por primera vez el circuito profesional. Ha sido complicado equilibrar el tenis, la escuela y los amigos. Cuando comencé a jugar al tenis estaba en la escuela todavía, tuve siempre a mis amigos y mis profesores que me apoyaron siempre, pero yo debía competir constantemente para competir. Me perdí algunos momentos de mi vida junto a otras personas de mi edad, luego se hizo difícil conectarme de nuevo a la vuelta”

“Puse mi sueño por delante de todo, aunque eso también me trajo algunos desacuerdos. Me di cuenta de que lo que realmente quería era jugar al tenis a tiempo completo. Ahora tengo a mis amigos a distancia, pero mi familia siempre se mantiene a mi lado. Mis dos hermanas son mis mejores amigas, ellas son las que me mantienen a seguir peleando dentro de la cancha y las que me animan a seguir evolucionando en este deporte”.

Inquietudes más allá del tenis

“Uno de mis próximos objetivos es graduarme en la Universidad, obtener un título universitario. Actualmente estoy asistiendo a un programa online con la Universidad de Indiana, ya que también tengo muchos sueños una vez termine mi carrera con el tenis. Me encantaría participar en diferentes proyectos comerciales y ayudar a las empresas a tener éxito. Espero inspirar de alguna manera a los jóvenes jugadores canadienses y mostrarles que nosotros también podemos convertirnos en profesionales del tenis y del mundo empresarial”.

Comentarios recientes