Simon: "La imagen que se tiene de Federer no le corresponde al 100%"

El francés profundiza en una entrevista sobre la figura de Federer, exagerada y mal entendida por el tenis francés según Gilles en su último libro.

Roger Federer y Gilles Simon Foto: Getty
Roger Federer y Gilles Simon Foto: Getty

Hace poco más de un mes, Gilles Simon lanzó al mercado un libro titulado 'Ce sport qui rend fou' ('El deporte que te vuelve loco'), donde el francés, de alguna forma, contaba su experiencia como tenista profesional. En él, entre muchas cosas, Gilles cuenta como, desde su punto de vista, Roger Federer era un ejemplo equivocado como referente para el tenis francés y sus nuevos talentos. Según también Simon, el suizo es visto de manera mucho más elevada de lo que realmente es.

En una entrevista reciente con el diario suizo 'Blick', Simon matiza o profundiza en varias ideas alrededor del de Basilea, no sin antes detenerse en el título del libro, el cual expresa la dureza del tenis como deporte. "El tenis es un deporte muy difícil y estresante, a todos los niveles, entre jóvenes, aficionados y profesionales. Los jugadores se enfadan, los deprime. Veo las razones de esto desde el comienzo de mi carrera. Por eso llamé así al libro. Hay muchos factores desencadenantes. Lo peor para mí es cuando pierdo la concentración y ya no estoy completamente en el partido, y solo escucho todos los ruidos o comentarios en las gradas. Estos son los momentos que más odio, pero no ocurren por casualidad. El objetivo de un buen jugador debe ser comprender cuándo y por qué sucede esto".

La entrevista, que rodea por completo a la figura del helvético, comienza preguntando a Gilles si tiene algo en contra de Federer. "Por supuesto que no, no tengo absolutamente nada en su contra. ¿Por qué? Seguramente usted ha leído extractos que fueron citados en los medios y posiblemente traducidos incorrectamente. Ese es exactamente el problema: si lee todo el libro no tendrá esa impresión. Como la mayoría de la gente, admiro a Roger Federer, no te preocupes. Roger no es el problema, los franceses son el problema. Estoy tratando de explicar qué se están perdiendo en el camino por ganar otro Grand Slam, siguiendo el modelo de Federer. De eso se trata. Incluso antes de ser conocido, Francia quería un jugador como Roger. Uno con esta actitud, apariencia, elegancia, audacia, con el estilo de juego perfecto de saque y volea. Pero aquellos que no fueron tan brillantes como Roger no pudieron prevalecer."

Cuenta Simon cómo las nuevas generaciones francesas crecieron con Federer como espejo y molde, y que eso limitó otras virtudes que los métodos franceses impedían crecer en la misma medida. "Es problemático para nuestra juventud, que fue criada después de Roger, y no vemos otro modelo a seguir. Al hacerlo, olvidamos que es casi imposible convertirse en Federer. Es único. Tuvimos potenciales ganadores de Grand Slam junior, pero en lugar de animarlos a seguir su propio camino, se vieron obligados a seguir uno que no les convenía. Al final, nunca ganaron un Grand Slam. Sé de lo que estoy hablando, crecí con las expectativas de cómo debería jugar un francés ganador de un Grand Slam. Pienso que fu terrible, me robó una gran cantidad de energía porque se suponía que debía hacer algo que no podía. Como no era el único al que le molestaba, escribí el libro. Me tomó cuatro años estructurar mis pensamientos. ¿Por qué nunca nadie me animó a seguir mi camino? Andy Murray no hizo ni media volea como Federer en su carrera y aun así ganó Grand Slams y Juegos Olímpicos. ¿Por qué Djokovic llegó tan lejos? Ciertamente no con el estilo de Federer. Todo el mundo tiene sus puntos fuertes y hay que estar convencido de ellos. Pero esta convicción no cae del cielo entre los jóvenes."

En el libro se cuenta que la imagen de Federer está exagerada y que la posibilidad de que superen sus records sería positivo para que otros jugadores y otra forma de jugar al tenis tuviera más valor. "Esto también suele malinterpretarse. Es un ejemplo de la glorificación de Federer. Fue considerado perfecto, inmejorable. Cuando Nadal empezó a ganar con más frecuencia, la consecuencia lógica fue: ¡Debe estar dopado! Esa fue la única explicación, otra no fue aceptada. No le deseo mal personalmente, pero si pierde sus records y otros le superan, finalmente valoraremos a otros jugadores también. El 'GOAT' se mide por la cantidad de títulos de Grand Slam, así es en el tenis. Mientras Roger mantenga sus registros, la gente en Francia nunca dejará de decir: ¡es el mejor, tienes que jugar como él!. La imagen de Roger se eleva más alto de lo que es. No importa cómo viva, qué haga, sigue siendo el mejor. Eso evidentemente no es del todo inventado, porque tiene una gran clase. Pero la imagen que se tiene de él, ciertamente, no le corresponde al 100%."

"La educación de un niño debe ser individual, porque no existe una forma buena o mala de jugar al tenis. Admito que hay uno que es más agradable de ver. Yo también me sorprendo cuando Roger me lanza una media volea suave. Tiene el juego más entretenido, hermoso y fácil de todos, y es único en este planeta no solo por el tenis. Su carisma es enorme, todo el mundo lo conoce, incluso los que nunca han tenido una raqueta en la mano. Pero gradualmente nos damos cuenta de que tal vez alguien más pronto superará sus registros. Quizás entonces esta locura ideológica finalmente termine. Es un genio, está bien. ¿Pero todos tenemos que parecer idiotas por eso? ¡Tenemos tres jugadores fantásticos para la historia!".

Preguntado sobre si el 'GOAT' es un debate en el vestuario, Gilles habla de preferencias personales pero un debate como tal. "Más bien hay quienes no les gusta Novak o lo siguen porque está muy comprometido. Federer y Nadal son más diplomáticos, menos políticos. Sería difícil para mí elegir uno yo mismo. Mi jugador favorito es Rafa. Creo que Novak es el más fuerte. Y Federer es sin duda el más impresionante por su estilo."

En lo relacionado con la política, Gilles se muestra a favor de Novak en sus reivindicaciones. "También me senté en el consejo de jugadores de la ATP durante mucho tiempo, también creo que los jugadores no estamos lo suficientemente representados y que necesitamos una mejor organización, por eso estoy con Novak. En otros puntos, sin embargo, no comparto su opinión en absoluto. A menudo es un poco extremo, pero eso es obviamente lo que lo hace tan bueno."

Comentarios recientes