Davidovich: “Me he quitado el miedo de la cabeza para superarme a mí mismo"

Entrevistamos en Youtube a Alejandro Davidovich, uno de los jóvenes que más ha evolucionado esta temporada. “En 2020 me pongo una nota muy alta, he cambiado bastante”.

Alejandro Davidovich, entrevistado por Fernando Murciego. Fuente: Punto de Break
Alejandro Davidovich, entrevistado por Fernando Murciego. Fuente: Punto de Break

Alejandro Davidovich es el quinto mejor español del ranking ATP, algo muy serio para tener 21 años. Sin embargo, cuando se lo recuerdas, lo primero que le sale es una carcajada. Es una reacción que va con su personalidad, una especie de inconsciencia positiva que le ayuda a vivir más tranquilo, sin la necesidad de pensar que hace dos años era el 237º del mundo y hoy es el 52º. Solamente es un dato de los muchos que podríamos rescatar acerca de su evolución, pero es mucho mejor que veáis la entrevista virtual que le hicimos hace un par de semanas, donde él mismo señala los factores que le han llevado a convertirse en un nuevo jugador.

Hablar de Davidovich es hablar de naturalidad, de espontaneidad, de buen humor, de Andalucía, de un carácter totalmente enfrentado a lo que habitualmente encontramos dentro del circuito. Lo que piensa, lo dice; tal cual. Un lujo del que he podido disfrutar a lo largo de esta media hora de charla donde el malagueño va un poco más allá y desvela cuáles son sus aficiones fuera de la pista. Incluso deja sobre la mesa una divertida apuesta de cara a 2021. Antes de asaltar el vídeo en Youtube, os dejo algunas de sus declaraciones más relevantes.

- La cuarentena, el punto de inflexión

“La verdad es que el parón me vino muy bien, me dio tiempo a pensar y recapacitar sobre todo lo que he había hecho en el pasado. Normalmente, cuando uno está jugando sin parar, uno no tiene tiempo para sentarse y pensar en lo que estás haciendo y lo que no. Fueron dos meses y medio confinado en cada donde pude pararme a estudiar cuáles eran mi objetivos y qué era todo lo que tenía que mejorar. Nunca paré de trabajar físicamente, además de hablar continuamente con mi entrenador y con mi psicólogo. “La nota que me pongo esta temporada es bastante alta. Ya no a nivel de resultados, sino a nivel de persona y de tenista he cambiado bastante. Todavía tengo que cambiar más”.

- Evolución y madurez mental

“Todavía tengo 21 años, sé que me quedan muchas cosas por mejorar. Ahora sé lo que quiero y voy a por ello, me auto convencí para no tener miedo y que tenga lo que tenga que pasar. Antes perder me generaba más desconfianza, pero ahora ya no. Si yo sé lo que he dado en la pista y estoy conforme con eso, adelante. No tengo que desconfiar de mi juego por perder partidos. En la segunda parte de la temporada estuve totalmente convencido de que las cosas que hacías, estaban bien hechas. Hace años, por ejemplo, me costaba mucho escuchar, atender a lo que me decían, hacer caso en general. Ahora, según he ido evolucionando como persona y como tenista, voy aprendiendo a escuchar y hacer caso a toda esa gente que quiere ayudarme”.

- Una locura controlada

“La palabra locura tiene muchas definiciones. A mí me gusta vivir la vida día a día, a mí el aburrimiento me Mara, necesito hacer cosas. Igual en la pista me pasa que saco esa parte de imaginación, por no llamarlo locura. A lo mejor hago cosas que otras no la hacen porque lo ven muy arriesgado o no se atreven; a mí me encanta arriesgar e intentar hacer una tremenda locura”.

- De perder con Schwartzman a ganar a Khachanov

“Las emociones me fallaron, pero la semana siguiente sacando 5-2 con Khachanov aguanté. Estaba nervioso, eso es así, pero gracias al partido con Schwartzman supe llevarlo, esos nervios que me atormentaron con Schwartzman me ayudaron luego a ganar el partido contra Khachanov. Los primeros partidos ante los top10 estuve muy nervioso, me sentí inferior, pero poco a poco me voy sintiendo con opciones de ganarles. Me faltan todavía un par de partidos para ir ganando esa confianza y poder subir ese escalón”.

División ATP/PTPA

“No es el momento de hacer nada nuevo, es el momento de estar todos unidos y no crear otra asociación. Aquí cada uno tiene su opinión, yo miraré y apoyaré el proyecto que más ayude a los tenistas. De momento estoy un poco al margen, observando y documentándome sobre todo lo que van diciendo”.

- Una lección que saca de 2020

“Quitarme el miedo de la cabeza. Realmente no sabía si yo sería capaz de seguir subiendo puestos, pero he sido capaz de quitarme ese miedo de la cabeza para superarme a mí mismo. Quiero seguir luchando y superándome, seguir creciendo y seguir subiendo en el ranking”.

Comentarios recientes