Djokovic, a la caza de los récords de Federer en Londres

El suizo ostenta marcas espectaculares en el último torneo del año. Para Djokovic, su inmediato perseguidor en muchas de ellas, solo una estará al alcance este 2020.

Djokovic y Federer en Londres. Fuente: Getty
Djokovic y Federer en Londres. Fuente: Getty

Roger Federer, Novak Djokovic. Novak Djokovic, Roger Federer. Si tuviésemos que relacionar nombres con las ATP Finals, la gran mayoría de los lectores pensarían inmediatamente en, para muchos, dos de los tres mejores tenistas de la historia. Dos miembros del Big-3 cuya competitividad les ha empujado a ser trituradoras de récords. Dos jugadores que han brillado en el último evento del año, enfrascados en la misión de ser los mejores en lo suyo. Estamos en 2020, y algunos de esos récords siguen vigentes... pero quieren ser tumbados.

Ivan Lendl y Pete Sampras son dos de los grandes nombres que hicieron suyo el tapete de las Finales ATP, pero probablemente el periodo de dominación que serbio y suizo han establecido los opaque. Al menos, claro, durante el Siglo XXI. Esto provoca que Roger Federer mantenga algunos de los récords más impresionantes sobre este torneo, y el único que está en posición de cazarle no es otro que el actual número uno del mundo.

Hablábamos de que su estado físico y mental, tras su actitud e imagen en Viena, es una incógnita. Con su objetivo principal (acabar el año como número 1) asegurado, ¿qué motivaciones podría encontrar Novak para sacar su mejor versión en las Nitto Finales ATP 2020? Ciertamente, el poder romper registros históricos ha sido siempre la mejor gasolina para la ambición de Nole. Lo reconoce, lo disfruta y le gusta hacerse grande ante las adversidades. Así pues, Djokovic entrará en escena con un claro mandato: seguir a la caza de Roger.

En primer lugar: nadie ha levantado más veces el título que el suizo. Es el único jugador que conquistado este evento en seis ocasiones, completando algunas actuaciones para la historia y ganando sus finales con histórica suficiencia. Solo en dos de sus seis triunfos se dejó un set, y en ambas ocasiones (Nadal en 2010 y Tsonga en 2011) solventó el set decisivo de manera cómoda.

Djokovic ha demostrado que en el partido por el título nadie maneja mejor a Roger que él. Eso es evidente. El serbio fue engordando poco a poco su lista de campeonatos, firmando la mejor racha de títulos consecutivos: conquistó 4 desde 2012 a 2015. En aquel momento, claro, todo el mundo daba por hecho que igualaría y superaría la cifra de Federer. Sin embargo, desde entonces Novak ha firmado dos finales en las que no estuvo a su mejor nivel. Tanto en 2016 (Murray) como en 2018 (Zverev) fue claramente inferior en el partido por el título.

Llegamos a 2020 y un récord que dábamos por hecho que se adjucaría sigue a día de hoy en manos del suizo. Esa debe ser su mayor motivación. igualar las seis coronas de Federer, desempatando así con Lendl y Sampras (también tienen cinco títulos) y aupándose a ese primer escalón en el histórico de las ATP Finals. Un título, claro, lo dejaría también más cerca de otros récords indiscutibles del suizo.

El bagaje del tenista de Basilea en este torneo deslumbra y asusta a partes iguales. Posee varios récords que, además, seguirán siendo suyos durante al menos varias temporadas más. En primer lugar, nadie ha jugado este torneo más veces que él: hasta 17 apariciones le contamos, una cifra tremenda que parece complicada de igualar. Djokovic, de hecho, cumplirá este 2020 13 temporadas jugando la Copa de Maestros, igualando a un Andre Agassi que hasta ahora era el principal perseguidor del suizo. ¿Ven a Novak con el fuelle para jugar al menos 4 ediciones más?

Por otro lado, el que es quizás el récord más diabólico está en la cantidad de partidos ganados. La longevidad del suizo y su magnífico desempeño en cada torneo le adjudican 59 victorias, una cifra galáctica que deja a más de 20 victorias a Djokovic, que actualmente ocupa el tercer lugar de esa estadística con 36 triunfos. Una gran motivación para el serbio sería colocarse como el segundo en esta tabla, lugar que ahora pertenece a Ivan Lendl, con 39 victorias.

Un récord en manos más antiguas

Federer, de las 17 ediciones que ha disputado, solo se marchó en fase de grupos... en una única ocasión. 2008. Una salvajada que le permite también estar en el podio en el porcentaje de victorias con un 77,6%. Djokovic se encuentra en el quinto lugar de la clasificación, con un 72%. Nastase y Lendl lideran una de las pocas estadísticas en las que Roger no ocupa el primer lugar; eso sí, Nole tendría que encadenar varias actuaciones inmaculadas para acercarse a Federer en este aspecto.

En definitiva, Roger dejará tras de sí una herencia tremenda en el torneo que finaliza cada temporada tenística. Muchos de esos récords serán complicados de igualar, pero este 2020, Djokovic tiene en su poder la chance de empatar en el baremo más importante: el número de títulos. Una sexta corona debería ser más que suficiente para empujarle a mostrar su versión más dominadora, su versión de chacal. ¿Lo conseguirá? Lo veremos en unos días.

Comentarios recientes