Shapovalov: "Estoy feliz con mi juego, este año he mejorado mucho"

El canadiense reflexiona sobre su temporada 2020 y afronta el desafío de volver y mantenerse en el top-10 con mucha cautela. 

Denis Shapovalov celebra. Fuente: Getty
Denis Shapovalov celebra. Fuente: Getty

Si hiciésemos una lista de nombres destacados de esta temporada 2020, quizás el de Denis Shapovalov no sería el primero que se nos viniese a la cabeza. Su magnífico tramo final de año 2019 ya nos había hecho crearnos ciertas expectativas con su tenis, y el hecho de que la COVID-19 haya resquebrajado por completo el año tenístico nos ha quitado oportunidades de ver brillar al canadiense. La irrupción de otros nombres como Andrey Rublev o Diego Schwartzman, que han conseguido su billete a las ATP Finals, también pueden alejar el foco de El Shapo. Pero este 2020 ha sido muy bueno para él.

En especial por el simple hecho de que ha continuado con una dinámica de mejora constante en su tenis. El canadiense ha mantenido regular, algo que muchos le pedían, y ha conseguido gracias a ello irrumpir en el top-10, uno de sus grandes objetivos. La presencia de Mikhail Youzhny en el box le ha ayudado una barbaridad en pista, siendo capaz de ordenar sus ideas y tenis manteniendo su característica agresividad. La colaboración, que continuará a lo largo de 2021, tiene sus ojos puestos en una nueva meta: no solo llegar de nuevo, sino mantenerse a lo largo del año que viene dentro del top-10.

"Creo que este año he jugado muy bien al tenis. Estoy muy feliz por cómo se ha desarrollado esta temporada, creo que he jugado muy bien a lo largo de los meses y estoy contento con el momento que vive mi juego. Definitivamente creo que he mejorado y siento que mi nivel está con el de los mejores jugadores. Si no soy capaz de volver a llegar al top-10 esta temporada, lo volveré a intentar el año que viene al 100%. Pero lo verdaderamente importante es que creo que mi nivel está ahí arriba, con los jugadores top, y que soy capaz de competir contra cualquiera", confesó a la ATP.

Y es que si algo le ha faltado a este 2020 para que fuese perfecto son los títulos. A pesar de romper algunas fronteras (la ya mencionada del top-10 y sus primeros cuartos de final en un Grand Slam, el Us Open), el canadiense podría finalizar esta temporada sin ningún trofeo en su buchaca. Para cambiar eso, Denis ya está en Sofía, donde una corona podría cambiarlo todo. No solo estrenaría su palmarés en el último torneo regular del año; el título le mandaría de vuelta al top-10. Es decir: acabaría como top-10 un año natural por primera vez en su carrera.

Las sensaciones son mejorables, puesto que sus extensas participaciones en torneos como el Us Open o Roma han hecho mella en su físico. Denis descansó durante la semana de París Bercy, y afronta motivado y con pilas cargadas el torneo búlgaro. ¿Las tres derrotas seguidas que arrastra serán mucho impedimento? "Me siento bien. Tuve un descanso importante, así que estoy fresco. He estado entrenando bastante bien, así que tengo muchas ganas ya de jugar el torneo. El cuadro es bastante duro, cada torneo este año ha estado lleno de grandes jugadores, pero estoy con muchas ganas".

Por último, Shapo también tuvo palabras para su buen amigo Felix Auger-Aliassime, quien conquistó su primer título la semana pasada... eso sí, en la categoría de dobles. Ahora será el cabeza de serie número dos en Sofia, firmando una 'primera línea de parrilla' completamente canadiense. "El título es genial para Canadá y el tenis en nuestro país. Es increíble ver que los dos estamos en los lugares punteros de un cuadro, y solo puedo esperar que esto siga así y que podamos seguir inspirando a muchos niños y niñas canadienses".

Comentarios recientes