Schiavone: "El tenis femenino es mucho más atractivo de ver que el masculino"

La extenista italiana se mostró a favor de una unión entre ATP y WTA y desgranó por qué cree que pueden funcionar bien juntos.

Francesca Schiavone. Fuente: Getty
Francesca Schiavone. Fuente: Getty

Francesca Schiavone ganó la batalla más importante de su vida. No fue la final de Roland Garros ni ningún otro encuentro jugado sobre una cancha de tenis, sino una que le enfrentaba al enemigo más temible y atroz: el cáncer. Ahora es libre y como tal renueva poco a poco sus aspiraciones personales: ha escrito un libro contando todos sus recuerdos, ha abierto un bistró en Italia y quiere convertirse, en un futuro, en sommelier. Ahí es nada.

Y como tal, Francesca puede permitirse el lujo de hablar sobre cualquier ámbito relacionado con el tenis. Tras muchos años en el circuito y saborear las mieles más grandes que existen, su voz está más que autorizada para emitir juicios de opinión que, en ocasiones, resultan sorprendentes. La última entrevista la dio en L'Espresso y, como muestran sus palabras recogidas por Ubitennis, sigue sintiendo una conexión especial con el tenis femenino. Para ella, la WTA es un producto extremadamente potente a todos los niveles.

Esto es lo que opina sobre la posible fusión entre ATP y WTA: "Hoy en día, la brecha en cuanto a remuneración entre hombres y mujeres es enorme. Cuanta más fuerza haya, más dinero encontraremos, y por lo tanto más posibilidades de que los jugadores crezcan y puedan invertir su dinero en un equipo de trabajo, un entrenador o un fisioterapeuta. La unidad hace la fuerza", sentenció Francesca. Como hemos dicho, esta postura nace de la idea interna de que el tenis femenino está, como mínimo, al nivel del masculino en todos los aspectos.

"Está claro que no puedes pedirle a una mujer que saque a 220 km/h como hace un hombre. Pero podemos combinar lo mejor de ambos circuitos, ambas cosas: la capacidad que tiene el circuito femenino de generar publicidad, porque las mujeres tienen mucho tirón tanto en televisión como en la web, y la habilidad de los hombres. El juego de las mujeres es más atractivo de ver y esto es un imán para la publicidad. Las mujeres utilizan todos los ángulos de la pista porque deben encontrar una solución inteligente y armoniosa para ganar los puntos. Además, los patrocinadores se ven atraídos al mundo de las mujeres por su carácter y su mentalidad. Las mujeres son mucho más fuertes y mejores a nivel comunicativo".

No son casualidad las palabras de la tenista italiana. Uno entiende su trasfondo tras leer su opinión acerca de la amistad en el circuito, una convivencia en ocasiones muy dura que complica la posibilidad de forjar amistades. "Con mis compañeras italianas de Fed Cup siempre he tenido una relación muy normal, entre compañeras. Cuando jugaba era muy competitiva, no permitía que hubiese amistad. A pesar de esto, había muchísimo respeto. En cuanto tenía oportunidad las arrollaba, pero nunca fuera de la pista. Había competitividad, pero siempre que hubiese problemas, la otra estaba ahí para ayudarte y echarte una mano".

Sus padres, un pilar fundamental

Alejada ya de los focos de las pistas, la italiana tampoco pierde la oportunidad de concienciar y tratar de arrojar positividad a la hora de luchar contra el cáncer, un monstruo que ella conoce de cerca. "Lo más importante es el amor. El amor por tu familia, por los tuyos, los que están contigo. El amor es fuerza. Mis padres me ayudaron mucho, me enseñaron que hay que mantenerse siempre unidos y por encima de todo el valor de la disciplina. Cuando era una niña siempre me decían: 'en primer lugar estudia, a partir de ahí haz lo que quieras, jugar o lo que te ayude a ser libre'.

Comentarios recientes